www.aplausos.es

FERIA DE JULIO

Esfuerzo de Varea con un cuadri de banderillas negras en Valencia

Decepcionó la corrida de Cuadri, en la que Rafaelillo resultó herido y Pepe Moral estuvo muy por encima de su lote

viernes 27 de julio de 2018, 19:00h

Fotos: MATEO

Se afligió muy pronto el cuadri que abrió plaza. Un galán, serio y con cuajo, ovacionado por su presentación. Prometedor fue el inicio de faena de Rafaelillo a la verónica, incluso un primer puyazo donde se empleó el toro, pero a partir de ahí todo fue a menos. Acortó el viaje el de Cuadri y se puso peligroso y a la defensiva, colándose por los adentros, por lo que abrevió el murciano, que mató de un espadazo al segundo encuentro.

El cuarto a punto estuvo de llevarse por delante a Rafaelillo en la segunda larga cambiada en el tercio, aunque el murciano estuvo ágil y tomó el olivo con celeridad. Volvió después a colarse el toro por el mismo pitón, el derecho, condición que acusó después en la muleta. Esperó el de Cuadri en banderillas, tirando la cara arriba. Supo llegarle con valor José Mora en dos meritorios pares, siendo obligado a saludar. Salió confiado Rafaelillo, toreando con gusto y relajo. Siguió sobre la mano izquierda, muy asentado, intentando sacar el fondo del toro, que no regaló sus embestidas. En el mejor momento de la faena, en un descuido el toro hizo por él siendo certero y propinándole una cornada en la pierna derecha, a la altura del gemelo. Pasó a la enfermería con un derrame profuso. Mató al toro Pepe Moral.

Pepe Moral, que debutaba en esta plaza, supo sacar y aprovechar las pocas embestidas que le ofreció el segundo de la tarde. El de Cuadri, tardo en sus embestidas, siguió la franela en los primeros compases cuando el de Los Palacios, bien colocado, enganchó muy bien adelante y supo tirar con mando. Pero se desinfló el animal y apenas dos tandas, una de ellas notable, le duró a Moral. Antes en banderillas se desmonteraron Juan Sierra y Juan Pérez Valcárcel.

Se estrelló con un deslucido quinto Pepe Moral. Muy vacío de todo el cuadri, con el freno de mano puesto desde el principio. Desrazado y sin opciones de triunfo. Ni una tanda pudo hilvanar el sevillano, que abrevió tras intentarlo. No anduvo fino con los aceros.

VAREA, VUELTA AL RUEDO

El tercero fue devuelto tras partirse un pitón en el segundo encuentro con el caballo, en un tercio de varas que se estaba alargando por la falta de acometividad del cuadri. Antes, no se había confiado Varea de salida, donde el toro resultó algo incierto y reservón. Corrió turno.

El tercero bis salió comiendo terreno en el capote y realizó una discreta pelea en varas. No se lo puso fácil a los banderilleros, que tampoco estuvieron muy acertados. Pocas opciones le dio a Varea el cuadri, muy agarrado al piso y sin celo para seguir el engaño. Lo intentó el castellonense, sobre todo al natural, por donde parecía tener más recorrido el toro, pero ante la falta de ligazón la faena nunca acabó de arrancar.

Se frenó el sexto en los primeros compases de la lidia y no quiso pelea en varas. Recibió un solo puyazo y tras no poder darle un segundo, ni tan siquiera en terrenos de toriles, fue castigado a banderillas negras. Despertó ahí el toro y aprovechó Varea esa explosión locuna del cuadri para doblarse por abajo en un comienzo de faena que tuvo dominio, poder y categoría. Rompió también la plaza con el torero y creció la expectación. No fue fácil el toro, que vendió caras sus embestidas, pero Varea arrancó algunos olés tras dejar algunas pinceladas aisladas. Le faltó continuidad a la labor del castellonense, que hizo un esfuerzo ante un toro que, como el resto de sus hermanos, se fue apagando. Mató de una certera estocada al segundo encuentro y tras leve petición, dio una vuelta al ruedo.

Valencia, viernes 27 de julio de 2018. Toros de Hijos de Celestino Cuadri, el 3º fue devuelto tras partirse un pitón; bien presentados pero de juego desigual, reservones y complicados. Rafaelillo, silencio y herido; Pepe Moral, silencio y silencio tras aviso; Varea, silencio y vuelta al ruedo. Entrada: Media plaza. Saludaron en banderillas Juan Sierra y Juan Pérez Valcárcel en el segundo, y José Mora en el cuarto