www.aplausos.es

PORTUGAL

Gran faena de Antonio Joao Ferreira en Lisboa

Buena corrida, encastada y exigente, de San Torcato

viernes 03 de agosto de 2018, 10:52h

Fotos: JOAO SILVA

El matador de toros Antonio Joao Ferreira se alzó como triunfador de la octava del abono de Campo Pequeno después de cuajar una sensacional faena de muleta al bravo pero exigente quinto toro de Sao Torcato, al que toreó con firmeza y, sobre todo, con un concepto del toreo exquisito. Hubo profundidad en las series de derechazos y temple en los naturales, todo ejecutado en el terreno adecuado, haciendo alarde de un majestuoso regusto. Actuación premiada con una vuelta -aunque merecedora de dos o tres-, que quedará en el recuerdo de los buenos aficionados y que debería valer para que este artista salga, definitivamente, del banquillo. A su segundo, que soltaba la cara, le planteó batalla logrando tandas estimables. En conjunto, su paso por la Monumental fue muy importante cuando se cumplen diez años de su alternativa.

Nuno Casquinha, otro matador luso que sigue luchando por hacerse un hueco, firmó una actuación de una entrega total, buscando desde el primer momento el éxito, que acabaría por conseguir aun sin redondear. Torero de valor, se enfrentó a dos toros encastados, con un fondo de nobleza el tercero y más reservón el sexto, que le propinó una fea voltereta. Las dos faenas tuvieron el denominador común del pundonor. Ligó varias series bien compuestas por ambos lados. Además, banderilleó con facilidad.

En la parte ecuestre causó una grata impresión Ana Batista, que dejó patente en sus dos toros el gran momento que atraviesa, de plena madurez artística. Los momentos de mayor calado llegaron en el cuarto toro, frente al que realizó una brega eficaz y elegante, consumando las suertes con clasicismo. A buen nivel estuvo también con el que cerró plaza, un toro codicioso al que supo aprovechar para construir una faena de mérito, aunque de más a menos.

Sonia Matias apenas participó en la lidia por colleras frente al toro que rompió plaza, que se adelantaba y no propició el lucimiento. Más tarde, la megafonía informó que Sonia sufrió una indisposición, lo que motivó que su toro fuera lidiado por Ana Batista.

En el apartado ganadero, de nuevo Joaquim Alves sumó un triunfo en la capital, ahora con su hierro de San Torcato, aunque sin la dimensión extraordinaria de la última corrida de Pinto Barreiros. Hubo toros serios, en unos casos con dificultades, pero encastados y de alegres embestidas en general. Nadie se aburrió. Los forcados de Caldas da Rainha realizaron valientes pegas, dos de cara y una de “cernelha”.

Lisboa (Portugal), jueves 2 de agosto de 2018. Toros de San Torcato, desiguales de presentación, encastados y con movilidad. El ganadero dio la vuelta al ruedo. Sonia Matias y Ana Batista, por colleras, silencio; Ana Batista, vuelta y vuelta en el que lidió por Sonia Matias; Antonio Joao Ferreira, vuelta y vuelta; Nuno Casquinha, vuelta y vuelta. Entrada: Media plaza. Al iniciarse el festejo, los jóvenes de la Academia de Campo Pequeno rindieron un homenaje a su maestro, Antonio Joao Ferreira, por sus diez años de alternativa.