www.aplausos.es

HUELVA

Morante y David de Miranda, a hombros en la segunda de Colombinas

Manzanares saluda tras una meritoria actuación ante el quinto

viernes 03 de agosto de 2018, 20:00h

Fotos: ARJONA

Comenzó la tarde con una emotiva y sentida ovación a David de Miranda que fue obligado a saludar al finalizar el paseíllo en un reconocimiento que compartió con sus compañeros. Después saltó el primero de la tarde, un toro gordo, enmorrillado pero sin cuello. Morante lo saludó con un ramillete de verónicas preciosas que remató con media airosa. Tomó un puyazo el de Juan Pedro y en el quite de nuevo hubo buen toreo de Morante. El toro abrió la boca y se fue a las tablas en banderillas. Con la muleta poco hubo que destacar, unos ayudados por alto al comienzo y los intentos vanos sobre ambos pitones a un animal apagado y mortecino. Mató de tres pinchazos y se echó. Silencio.

Más fino de cabos y engatillado de cuerna fue el que saltó en segundo lugar. No tuvo recorrido en el capote y tomó un puyazo breve. Sirvió el toro en el segundo tercio para lucirse en banderillas Suso y Luis Blázquez que saludaron tras colocar sus correspondientes pares. El toro se derrumbó en los dos primeros muletazos de la faena de Manzanares quien lo intentó ante un animal tambaleante, viéndose obligado a desistir, finalmente, de cualquier empeño por lograr el lucimiento. Buena estocada. Silencio para el diestro y bronca para el toro en el arrastre.

Justo de raza pero con más movilidad que sus hermanos fue el tercero del festejo al que David de Miranda toreó de capa muy vertical y remató con gaoneras emocionantes. Con un toro parado y de recorrido corto, aunque muy noble, Miranda le cuajó una excelente faena que comenzó con estatuarios y siguió con dos tandas con la derecha toreando con mucha verdad, muy templado y despacio. En los naturales se apagó el animal por completo pero no fue impedimento para que el torero de Trigueros se metiese entre los pitones con frescura y solvencia. Manoletinas ajustadas y una gran estocada de la que rodó el toro sin puntilla. Clamoro. Dos orejas.

El cuarto fue muy noble aunque apagado al final de su lidia. Morante lo bordó con el capote en diez verónicas que remató en el platillo. Lo llevó al caballo en un hermoso galleo por chicuelinas y colocó banderillas con tres pares fáciles y con mucho brillo, el tercer par al quiebro junto a las tablas. A la salida del segundo fue perseguido y al no poder saltar la barrera se vio apurado. La faena fue exquisita con una tanda inicial con la derecha llena de armonía y buen gusto. Toda su labor estuvo preñada de detalles toreros, como algunos naturales, los molinetes o los de la firma. Una labor llena de toreo bueno a un toro noble aunque muy apagado. Mató de una estocada y paseó dos orejas.

Derribó el quinto del festejo al picador "Chocolate" en la que fue la única entrada del de Juan Pedro al caballo. Fue un toro que repitió las embestidas aunque echó la cara arriba al final de los muletazos. Muy buen Manzanares con la derecha, sometiendo al toro, aunque alguna vez el animal le tropezara la muleta. Se rajó al final y le costó matarlo. Dejó una estocada que asomó por el costado y una estocada entera. Saludos tras aviso.

El que cerró el festejo fue un toro poco agradecido, justo de raza y flojo. De Miranda hizo una faena voluntariosa pero sin posibilidades de lucimiento. Remató de estocada y descabello. Saludos.

Huelva. Viernes 3 de agosto de 2018. Segunda de Feria de las Colombinas. Toros de Juan Pedro Domecq flojos y descastados pero con fondo de nobleza. Resultaron mejores los lidiados en tercer y cuarto lugar. Morante de la Puebla, silencio y dos orejas; José María Manzanares, silencio y saludos tras aviso; David de Miranda, dos orejas y saludos. Entrada: Tres cuartos de plaza.