www.aplausos.es

PORTUGAL

Colosal Duarte Pinto, lección de toreo en Lisboa

Preciosa corrida de Vale do Sorraia, encastada y codiciosa, destacando los jugados en primer, segundo y sexto lugar

viernes 10 de agosto de 2018, 10:46h

Fotos: JOAO SILVA

La novena de abono de Campo Pequeno quedó marcada por una extraordinaria faena de Duarte Pinto, la mejor en lo que va de temporada en Lisboa. Tuvo delante uno de los toros bravos que lidió la ganadería de Vale do Sorraia, un toro de bandera que pidió el carné. Y bien que lo enseñó Duarte Pinto a lo largo de una extensa e intensa faena que rozó la perfección.

Cabe reseñar la pureza del estilo de este caballero de dinastía, que cosechó éxitos importantes pero en la capital todavía no había dado la medida exacta de sus condiciones hasta que salió este toro. No dudó un segundo, dibujó y repitió suertes de poder a poder, aguantó las embestidas francas de su oponente y cabalgó con rectitud para clavar una sucesión de banderillas al estribo con suprema verdad. La plaza se volvió loca, derribando, una vez más, el mito de que los clásicos no emocionan. Sin embargo, cuando se alcanza este nivel, todos se ponen de acuerdo, sean portugueses, españoles, peruanos o chinos. Todos se levantaron de sus asientos para aclamar a Duarte Pinto en la noche de su consagración. Debió salir a hombros.

Igualmente triunfadores salieron los ganaderos de Vale do Sorraia (familia Ribeiro Telles), que presentaron un precioso encierro, de excelente condición. Dieron una vuelta en el sexto, pero podrían haber dado dos más gracias a la bravura del primero y del segundo. Otro momento álgido del festejo se vivió durante las pegas de cara, ejecutadas con valentía y brillantez por los grupos de forcados amadores de Montijo, Real de Moura y Turlock (California).

CONFIRMARON ANDRÉS ROMERO Y DAVID GOMES

Andrés Romero confirmó alternativa con el bravo toro que rompió plaza. Diseñó una faena pinturera, con aires camperos. A pesar de la entrega permanente del rejoneador, hubo algunos altibajos, aunque la esforzada labor del onubense acabaría dando buenos frutos, que se tradujeron en varias suertes de mérito, rematadas con adornos y ovacionadas por el público.

A David Gomes, que también confirmó la alternativa, le tocó otro de los toros bravos de la noche que le permitió lucirse sobre todo en la brega, con ajuste y emoción. La faena, a más, conectó con fuerza con los tendidos. El tramo final de su exhibición dejó patente la capacidad lidiadora del joven jinete, generando ilusión en su porvenir.

El veterano Rui Salvador festejó su 34º aniversario de alternativa dando muestras de su madurez ante un toro exigente. La sabiduría de Rui se impuso progresivamente a su oponente hasta ejercer el dominio total en los terrenos adecuados. Suertes bien diseñadas y rematadas entusiasmaron al respetable.

Brito Paes, que no torea demasiado, enseñó sus buenas formas realizando una lidia correcta ante un toro que cumplió sin transmitir. Puso todo de su parte hasta consumar suertes de buen corte, lidiando con acierto y cadencia. Dejó una grata impresión.

El quinto, reservón, fue el menos bueno de la corrida, lo que no impidió que Manuel Telles Bastos alcanzara un éxito importante, basado en su concepto clásico. Gustó su primorosa equitación durante una faena de largo metraje en la que destacó la elegancia y el requinte estético que imprimió a las suertes. Confirmó que se consolida entre los mejores de la nueva generación.

Lisboa (Portugal), jueves 9 de agosto de 2018. Toros de Vale do Sorraia, de bella lámina, encastados y codiciosos. Destacaron los bravos 1°, 2° y 6°. El ganadero dio la vuelta al ruedo. Andrés Romero, que confirmó alternativa, vuelta; David Gomes, que confirmó alternativa, vuelta; Rui Salvador, vuelta; Brito Paes, vuelta; Manuel Telles Bastos, vuelta; Duarte Pinto, dos vueltas. Entrada: Tres cuartos de plaza.