www.aplausos.es

CORRIDAS GENERALES

Seria tarde de Román y oreja para Luis David en Bilbao

Exigente corrida de Torrestrella, con movilidad y ovacionada al completo en el arrastre

lunes 20 de agosto de 2018, 18:09h

Fotos: ARJONA

Román asustó a Bilbao con el incierto primero. Faena de mucha exposición y enorme valor a cargo del valenciano, que aguantó impávido las coladas y aviesas miradas del complicado toro de Torrestrella. Animal duro, correoso, con movilidad, que desparramó la vista, casi nunca humilló y tampoco fue metido en la muleta. Román mostró sus cartas desde la réplica por ajustadísimas gaoneras al quite que, por el mismo palo, había interpretado con anterioridad Gonzalo Caballero. Luego, mostró en todo momento su compromiso a pesar de la falta de entrega del animal, que se metió por dentro especialmente por el pitón derecho. Hubo mucha firmeza y compromiso a cargo del torero, sin que le cambiara el semblante en ningún momento a pesar de todo lo que hubo de tragar. Se tiró a matar o a morir, saliendo prendido de la suerte y volteado con saña. Sorprendió la escasa respuesta del público para con el torero, limitándose a ovacionar el serio esfuerzo del valenciano y tocando las palmas al animal en el arrastre.

Suelto y sin fijeza en los primeros tercios, el segundo acometió con movilidad y genio, siempre sin entrega ni clase. Tarea complicada la de Caballero frente a un toro que exigió mando, oficio, poder y dominio. Acertó a doblarse con el animal de primeras el torero, que intentó sin éxito después corregir el calamocheo defensivo del bronco torrestrella. Con la espada metió bien la mano tras pinchar. De nuevo sorprendió la ovación que tributó el público al astado.

Luis David alternó verónicas y chicuelinas en el saludo capotero al burraco que hizo tercero. Galleó con gracia por chicuelinas para dejarlo puesto en suerte ante el caballo. Después, tras las tafalleras de Román, el mexicano respondió con brillantes lopecinas. Brindó al público y abrió faena con cambiados por la espalda. Aun sin terminar de humillar, el toro embistió con franqueza, movilidad y repetición por el lado derecho; y por ahí basó Luis David la primera mitad del trasteo en tres series seguidas. En la tanda al natural no hubo el mismo acople y cuandó retornó a la diestra el toro ya se había venido abajo. Mató de una estocada recibiendo y un golpe de descabello y fue premiado con una oreja.

Román arrancó por el pitón izquierdo su labor al cuarto, pero fue por el lado derecho por donde levantó los ánimos del público. Sobre la diestra ligó los muletazos dejando la pañosa puesta y sin dejar pensar al toro, al que le faltó entrega. Aguantó de nuevo parones, con el toro quedándose cada vez más corto. Firme, descarado y con arrojo Román, derrochando en todo momento muy buena actitud. No dejó apenas espacio para las bernadinas, previas a la estocada trasera con la que -entrando muy recto- coronó su meritoria labor. Se resistió a morir el toro, sonó un aviso y todo acabó enfriándose.

Brindó al público Caballero su labor al quinto, que pasaba sin humillar, soltando la cara y rebrincado. Aprovechó el torero las inercias del toro sobre la diestra. Al natural, una fea colada y un desarme no ayudaron a que el trasteo tomara vuelo. Se lesionó el hombro derecho en la suerte suprema. A pesar de ello, quiso ser él quien diese muerte al astado.

Se ovacionó de salida al guapo sexto, saludado con decisión por Luis David. El azteca quitó por caleserinas, y en el toro anterior, por navarras, mostrando variedad capotera a lo largo de toda la tarde. Abrió el trasteo con estatuarios. El toro embistió con brío en las primeras series, con celo pero sin gran entrega. Luego, las acometidas fueron cada vez más defensivas, hasta terminar viniéndose abajo. El abundante quehacer de Luis David no llegó a calentar. Enterró el acero en el primer viaje, saludando una ovación.

Bilbao, lunes 20 de agosto de 2018. Tercera de las Corridas Generales. Toros de Torrestrella. Bien presentados, serios, variados de pelo, con movilidad y acometividad pero sin entrega ni clase. El de mejor estilo, el tercero. Todos fueron aplaudidos con mayor o menor intensidad en el arrastre. El ganadero, Álvaro Domecq, fue obligado a saludar desde el callejón al término del festejo. Román, ovación con saludos y ovación con saludos tras aviso; Gonzalo Caballero, silencio y silencio tras aviso; y Luis David, oreja y ovación con saludos. Entrada: Un tercio. Raúl Martí y El Sirio saludaron tras parear al primero. Miguel Martín también se desmonteró tras banderillear al sexto.

PARTE MÉDICO DE GONZALO CABALLERO.- "Luxación de hombro derecho, con reducción espontánea. Se procede a inmovilización de la zona y se suministra analgesia".