www.aplausos.es

CORRIDAS GENERALES

Toros y gastronomía, los dos platos fuertes de Bilbao

Toros y gastronomía, los dos platos fuertes de Bilbao

Durante la Semana Grande de Bilbao entran en juego dos tradiciones que no dejan indiferente a nadie en un maridaje perfecto

martes 21 de agosto de 2018, 18:18h

Si hablamos de Bilbao, hablamos de una ciudad con una gran tradición taurina y, sobre todo, de una afición muy entendida. Pero si a los toros les añadimos además la gastronomía, resulta un maridaje muy favorecedor para el turismo de la ciudad y, cómo no, un plato de lo más apetecible. Pero para hablar de ello quién mejor que Daniel García, gran aficionado y propietario del restaurante Zortziko. “Desde que estoy en la cocina he visto que la tauromaquia es, hasta el día de hoy, el motor de la Feria y de la Semana Grande de Bilbao. Ahora también hay turismo que viene por el Guggenheim y otros atractivos, pero el turismo real que hemos tenido durante muchos años ha sido solo en una semana y a través de los toros”, afirma.

Nueve días de toros completan la Feria de Bilbao de este año, pero Daniel García y José Mari Urdazpi, propietario del restaurante del mismo apellido y miembro del Club Cocherito, coinciden en que los días grandes son, tanto para toristas como para toreristas, martes, miércoles y jueves, tres días en los que la rutina de todos se transforma. “La gente viene a tomar el aperitivo después del sorteo y viene a comer apresuradamente a última hora, por lo que tenemos que correr mucho en la cocina para que nadie llegue tarde”, cuenta Daniel García, quien apunta: “Para mí el cliente que viaja por toros es un gran gourmet, gente que viaja mucho y de forma silenciosa. Son personas muy exquisitas”.

UN MARIDAJE PERFECTO

Ya sea desde dentro como hacia fuera, los dos han querido compartir su afición a los toros y trasladarla a su profesión. En el restaurante Urdazpi no puede faltar el rabo de toro en la carta, “un plato muy importante para nosotros y que hacemos con mucho cariño. Es uno de los que más se venden en la semana taurina e incluso lo tenemos en algún menú especial, porque además lo hacemos muy bien, ¡hay que decirlo!”, explica José Mari. Sin embargo, Daniel García apuesta por un mimetismo más simbólico, que traslada a su equipo desde su experiencia delante de los pitones. “El haberme puesto delante del toro es lo mejor que he hecho en mi vida y hay un paralelismo bastante cercano con la cocina. Si el arte del toreo es recibir, templar y mandar, en la cocina también lo es. Lógicamente hay mucha gente que no es aficionada y no sabe de lo que hablas, pero todo tiene que ver mucho con la disciplina, la organización, la limpieza… ¡Es que es todo!”, señala entre risas.

No se puede discutir el hecho de que en Bilbao reinan dos tradiciones que casan en un maridaje muy importante para la hostelería y el turismo de la ciudad, pero que también constituyen cada año una parte esencial para los aficionados durante la Semana Grande: “Los toros son también una excusa para que se junten amigos que a lo mejor el resto del año no se ven. Y lo digo desde nuestra experiencia en el restaurante, donde tenemos muchas empresas y amigos que vienen, se juntan y hablan de la Feria, porque dónde mejor que alrededor de una mesa”, concluye José Mari Urdazpi.