www.aplausos.es

LISBOA

Noche redonda en Campo Pequeno

Antonio Telles, Luis Rouxinol y Joao Moura hijo triunfan con un encierro serio y exigente de Murteira Grave

sábado 25 de agosto de 2018, 10:16h

Fotos: JOAO SILVA

El décimo festejo del abono de Campo Pequeno constituyó un importante acto de defensa y promoción de la Tauromaquia, ya que tuvo difusión nacional gracias a la retransmisión en abierto por TVI, la cadena televisiva de mayor audiencia en Portugal. Si a esto añadimos el triunfal balance de la noche, por mérito de los caballeros, forcados y toros, se entiende que el público abandonara la plaza con una sonrisa.

El ganadero Joaquim Grave envió a la Monumental un imponente encierro -toros con trapío para cualquier plaza mundial de primera-, serios, encastados y exigentes, que mantuvieron el interés de los aficionados a lo largo de toda la noche. Continúa en alza la temporada torista de Lisboa; no hubo bostezos ni faltó la emoción.

El maestro Antonio Ribeiro Telles dibujó una magnífica lidia frente al toro que rompió plaza, que fue creciendo debido al buen trato que el caballero le supo administrar. Máximo representante del toreo clásico, Telles se mantuvo fiel a su estilo y sus buenos principios. Equitador ejemplar y torero de verdad, diseñó las suertes con rigor y buen gusto, alcanzando un merecido triunfo. El cuarto fue un toro reservón y complicado, lo que no impidió que Antonio le impusiera su voluntad, con entrega y detalles de clase, evidenciando su capacidad para sobrepasar las dificultades.

El veterano Luis Rouxinol alcanzó los momentos álgidos de su actuación en la brillante y completa lidia al codicioso quinto. Desde la brega ajustada y vistosa, pasando por la elección perfecta de los terrenos y la ligazón permanente, hacia la vibrante consumación de las suertes, Rouxinol fue construyendo una exhibición consistente, en total conexión con los tendidos. Finalizó con un estupendo par a dos manos, marca de la casa. Ante el manso segundo rayó a buena altura, dando muestras de que mantiene su ambición después de más de tres décadas en los ruedos.

El joven Joao Moura hijo conquistó un puesto en la primera fila y sigue arrollando por virtud de su intuición torera, de una entrega total y, sobre todo, de la seguridad que revela en todo momento, dando pruebas de una madurez artística que le permitió también sumar un triunfo en el que cerró plaza, el mejor toro del encierro. Firme, con las ideas claras, además de poseer los buenos modos de la escuela mourista, Joao supo aprovechar las francas embestidas de su oponente, clavando una sucesión de banderillas de nota alta. Antes, frente al tercero, exigente, consiguió brillar en varios momentos dejando, en conjunto, una muy grata impresión.

Los forcados amadores de Vila Franca compartieron las mieles del éxito, realizando valientes y espectaculares pegas de cara, en especial la de Vasco Pereira, colosal. Actuación valerosa, de dureza pero sin brillantez, de los amadores de Aposento de Moita, destacando apenas Leonardo Matías.

Lisboa (Portugal). Viernes 24 de agosto de 2018. Toros de Murteira Grave, de magnífica presentación, serios y encastados. Destacó el bravo 6°. Antonio Telles, vuelta y vuelta; Luis Rouxinol, vuelta y vuelta; Joao Moura hijo, vuelta y vuelta. Entrada: Más de tres cuartos. El banderillero Joao Boeiro se despidió de los ruedos, siendo el maestro Luis Miguel da Veiga quien le cortó la coleta. Se guardó un minuto de silencio en memoria del banderillero Antonio José Martins.