www.aplausos.es

ALFARERO DE ORO

Oreja para David Salvador en Villaseca de la Sagra

Se lidió una novillada de Cebada Gago de justa entrega y calidad

lunes 10 de septiembre de 2018, 00:30h

Fotos: JULIÁN LÓPEZ

En novilllero, así se mostró García Navarrete con el primero, un novillo encastado y con movilidad pegajosa, sin entrega ni clase. Mal uso de la espada por parte del jienense en la suerte suprema, demasiado rápido y sin convicción, llegando a pinchar nueve veces antes de descabellar.

Tuvo complicaciones el segundo de Cebada Gago, sin humillar y yendo a por el torero, ocasionalmente sin hacer caso de la muleta. Sin opciones de triunfo, Pablo Mora pinchó hasta en cuatro ocasiones antes de tumbar a su oponente de una estocada casi entera y desprendida y varios descabellos.

Cambiaron las tornas en el tercero de la tarde, con el que llegaron los primeros pasajes de toreo con belleza y estética. Los llevó a cabo David Salvador, al que le correspondió un utrero con movilidad y algo más de entrega que sus hermanos, si bien terminó rajándose. Salvador puso compostura por el mejor pitón, el derecho, y categoría en los contados naturales que le robó dándole los adentros en el tramo final de faena. Además mató dignamente a la primera y la primera oreja de la tarde fue a sus manos.

El cuarto fue un novillo sin recorrido y rebrincado que llegó a voltear a García Navarrete, buscándolo en la arena. Con un aire desdibujado, de nuevo manejó muy deficientemente la espada, en esta ocasión dejando una casi entera muy baja. Leves pitos para el joven espada, que pasó a la enfermería cojeando por el pisotón sufrido en su pie derecho.

Bien banderilleado el quinto novillo por Raúl Martí, el utrero tuvo clase y nobleza pero la fuerza justa tras salir del peto. Pablo Mora anduvo firme y tirando del cebada con encaje por los dos pitones, aunque la intensidad de la faena fue de más a menos. Mató de estocada entera y caída.

Astifino y con muchas teclas fue el que cerró plaza, ante el que David Salvador instrumentó una faena desigual, con fases de mayor ajuste, estética y firmeza, con otras de mayor indecisión y desacople. Mató de media estocada arriba y saludó una ovación.

Villaseca de la Sagra (Toledo). Domingo 9 de septiembre de 2018. Cuarta novillada del certamen Alfarero de Oro. Novillos de Cebada Gago, bien presentados, con movilidad aunque justos de entrega y calidad. De mejor juego segundo y tercero. García Navarrete, silencio tras aviso y leves pitos; Pablo Mora, silencio tras aviso y palmas; David Salvador, oreja y ovación con saludos. Entrada: Casi lleno.