www.aplausos.es

VIRGEN DE LOS LLANOS

Faenón y puerta grande de Alejandro Talavante en la última de feria en Albacete

Perera paseó un trofeo y el palco le negó otro a El Juli ante una corrida de Parladé noble pero baja de raza

lunes 17 de septiembre de 2018, 18:09h

Fotos: ARJONA

Abrió plaza un toro colorado y gordo, de bonitas hechuras, que salió dormido y blandeando. Economizó los capotazos El Juli, pero no quiso perder la oportunidad de hacer el quite, en este caso, por chicuelinas. El madrileño administró con sapiencia la noble condición del de Parladé, al que exigió más de mitad en adelante del trasteo. Una serie zurda y otra con la derecha fueron lo mejor y cuando más reaccionó el público, que hasta ese momento había permanecido a la expectativa. Mató de estocada trasera, se le pidió un trofeo y el presidente, al no concederlo, escuchó pitos por parte del público.

Toro negro y bastón el cuarto, al que El Juli cuidó en el primer tercio buscando -muy motivado- el triunfo en la faena de muleta. Al final todo fue en vano. El de Parladé resultó topón y sin entrega. Hubo mando y carácter a cargo del torero, que alternó las series por los dos pitones. La casta la puso El Juli, que robó algunos buenos naturales. Pocos. En culaquier caso, más de los que tenía el toro. Y como lo que no puede ser no puede ser, ni El Juli logró amarrar el éxito. Saludó una ovación tras matar de estocada. Hubo pitos al toro en el arrastre.

El segundo, castaño bocidorado, era una pintura. Salió dormido, pero derribó con estrépito en varas. Se fue arriba en banderillas y galopó en los pases cambiados de Perera haciendo crecer las expectativas. Animal pronto y alegre el de Parladé al que, sin embargo, le faltó ritmo. Toro más de público que de torero. Lo mejor del trasteo de Miguel Ángel, que resultó intermitente, surgió sobre la mano derecha. Mató de una estocada caída y fue ovacionado.

Mal andado el quinto, con el que se ajustó por chicuelinas Perera con poca respuesta por parte del público, al que no gustó el toro. Brindó de nuevo desde los medios el extremeño, que empezó con templados estatuarios. Igualmente limpios surgieron los derechazos. El temple fue la clave. El temple obró el milagro. Bien, muy bien el extremeño sobre la diestra, con series de "ordeno y mando". Perera anduvo por encima del toro, que acabó entregado. Cuando le pidió de más, se defendió. El arrimón final metió al público en el canasto. Perera mató de estocada desprendida y de nuevo el presidente concedió una oreja y optó por no atender la petición del segundo trofeo, ganándose una nueva bronca.

Con un farol y varias largas de pie paró al tercero Talavante. Vistoso el extremeño, que galleó para poner al toro en suerte ante el caballo. Escarbó el animal, de espectacular pelaje sardo, que se puso a la defensiva y, por ello, Talavante se ahorró el quite. Arrancó de rodillas con la muleta, con un cambiado y derechazos. Recuperada la vertical, cuajó una monumental tanda de pie. Relajado, quieto, dormido, diferente. Con la izquierda aún mejoró el trasteo. Cargó la suerte y puso la plaza del revés. El toro de Parladé también terminó entregado. Talavante se creció y el público rugió. A esas alturas ya era difícil precisar si toreó mejor con una mano o con la otra. Labor de intensidad extraordinaria, muy personal, muy singular, muy Talavante. Toreó despacio, enroscándose las embestidas, llevándolas hasta el final. Los olés del público fueron rotundos. Creativo también en el desplante. Torería a raudales. Distinción del extremeño. Mató de estocada desprendida, se le concedió una oreja, se le pidió con fuerza otra y el presidente, con su actitud, se ganó la segunda bronca del festejo.

Un gran par de Juan José Trujillo dio paso a la última faena de la feria. Tuvo menos ajuste de inicio la labor de Talavante. Deslucidas resultaron las primeras series por las claudicaciones del toro. Una tanda diestra rescató al mejor Talavante. Tras otra buena serie zurda el toro echó la persiana y, si no se echó, fue porque no le dejaron. Lo mató de una buena estocada y, ahora sí, el presidente le concedió la oreja que le abrió la puerta grande.

Albacete, lunes 17 de septiembre de 2018. Última de la Feria de la Virgen de los Llanos. Toros de Parladé, de bonita presentación, nobles y bajitos de raza, destacando el 3º. El Juli, ovación tras fuerte petición y pitos al presidente y ovación; Miguel Ángel Perera, ovación y oreja con fuerte petición de la segunda y pitos al palco; y Alejandro Talavante, oreja con fuerte petición de la segunda y pitos al palco y oreja. Entrada: Lleno. Saludó Juan José Trujillo tras parear al sexto.