www.aplausos.es

MADRID

Dufau y Pallarés se llevan el desafío en Las Ventas

El francés cortó una oreja tras una emotiva faena

domingo 23 de septiembre de 2018, 18:38h

Fotos: JAVIER ARROYO

El tercer desafío ganadero de septiembre arrancó con un interesante toro de Pallarés. Alejado del tipo de Santa Coloma, recordaba a Saltillo en su veleta y montada expresión. Falto de cuello, altote. Sánchez Vara lo recibió a portagayola. Acto seguido lo toreó a la verónica y remató con una media. Se arrancó alegre al caballo, empujó más en el segundo encuentro tras acudir desde la máxima distancia señalada en el ruedo. Fácil en banderillas Sánchez Vara, de mayor compromiso el segundo par de dentro a fuera. El toro se definió pronto. Pasador pero sin celo ni humillación. Sánchez Vara estuvo centrado con él pero faltó reunión para transmitir mayor compromiso. La estocada cayó baja.

El de Hoyo de la Gitana que hizo segundo fue protestado de salida. Agalgado, estrechón, largo. Se defendió con las manos por delante en el capote de Javier Cortés. En el caballo no se empleó. Cortés anduvo muy templado durante toda la faena ante un enemigo que no dio ninguna opción por falta de casta y de fuerza.

El tercero fue de Pallarés. Cuajado, lucero, veleto y un punto hecho cuesta arriba. Mostró falta de recorrido de salida. Al caballo acudió galopando con franqueza pero después no protagonizó una gran pelea: empujó con un pitón, se intentó quitar la vara, con la cara alta... aun así acudió tres veces. Esquivel había hecho bien la suerte aunque no siempre lo cogió arriba. La cuadrilla estuvo bien en banderillas: Marc Leal con el capote y Morenito de Arles junto a Manolo de los Reyes parearon muy bien. Inició Duafu la faena con poder y decisión. Aguantó una colada por el pitón derecho. Llegó entonces una tanda extraordinaria con la mano izquierda. Dejándosela puesta, tirando despacio de la embestida. La faena entró en una fase de altibajos con chispazos de calidad pero sin el nivel alcanzado en aquella tanda. Un pase de la firma, algunos de pecho, las buenas formas del francés. La estocada fue a vida o muerte. El toro metió su puñal donde termina la taleguilla y empieza el chaleco. En pleno vientre. Se obró el milagro. La estocada en lo alto y Dufau intacto. La oreja cayó como premio a la emoción.

El cuarto fue de Hoyo de la Gitana. Estrecho de sienes, más en línea Núñez que en Santa Coloma. También en la fría salida con amago de saltar al callejón incluido. No destacó en su paso por el caballo. No banderilleó Sánchez Vara porque la afición estaba enfadada por la falta de fondo demostrada por el toro. No le dejaron coger los palos. En la muleta el toro desarrolló nobleza sin transmisión.

El quinto, de Pallarés, fue el que más hechuras mostró de Santa Coloma. Tocado arriba de pitones. Chato en su expresión. Mostró temple de salida en el firme capote de Javier Cortés. Muy torero toda la tarde. En el caballo se defendió en el primer encuentro y acudió con mejor tranco al segundo encuentro. Juan Francisco Peña resultó ovacionado por la forma de realizar la suerte. El toro solo permitió a Cortés mostrar su disposición. Cuidó mucho la colocación. El toro se apagó pronto y desarrolló peligro. La falta de recorrido le hizo buscar con peligro a Cortés que resultó feamente prendido sin consecuencias. Con la espada no estuvo atinado.

Cerró el desafío ganadero un serio toro de Hoyo de la Gitana que enseñaba las palas. Ancho de sienes. Cinqueño. Duafu lo recibió dispuesto sabiendo que no se le podía escapar la oportunidad. Cumplió en el caballo el toro salmantino sin demasiada espectacularidad. En la muleta no tuvo recorrido, ni fondo, raza para seguir las telas del francés. Lo estoqueó de un metisaca bajo.

Madrid. Domingo 23 de septiembre de 2018. Tres toros de Pallarés (1º, 3º y 5º) y tres de Hoyo de la Gitana. Desiguales de presentación. De mejor juego los de Pallarés, sin raza los de Hoyo de la Gitana. Sánchez Vara, ovación con saludos y silencio; Javier Cortés, silencio y ovación con saludos; Thomas Dufau, oreja y silencio. Entrada: Un tercio.