www.aplausos.es

ZAPATO DE ORO

Carballo, solitaria vuelta al ruedo en Arnedo

Deslucido encierro de Pedrés, que condiciona la tarde

viernes 28 de septiembre de 2018, 18:11h

Fotos: JUSTO RODRÍGUEZ

El primero de la tarde fue un novillo bien hecho. Sin excesiva clase en los primeros momentos de su lidia, tampoco humilló mucho. Tardo el novillo, ante él Juan Carlos Carballo estuvo bien en una faena correcta sobre ambos pitones. Aprovechó las pocas condiciones del animal, mostrando disposición pero sin levantar pasiones. Mató de una estocada y dio una vuelta al ruedo tras leve petición.

Con una larga cambiada de recibo saludó al segundo Pablo Atienza. El novillo acusó la voltereta que se dio. No pudo obligar al novillo, andarín y sin clase, y Atienza lo intentó dando tiempo y cuidando a un astado claudicante. Puso muchas ganas pero fue un querer y no poder.

Al tercero lo recibió Alejandro Gardel a la verónica con gusto, destacando la media de remate. El novillo tuvo más fondo y calidad que los anteriores y ante él, Gardel cuajó lo mejor de su actuación al natural. No lo sometió demasiado durante su faena, lo que hizo que no terminase de llegar a los tendidos. Desacertado con los aceros.

Con el cuarto, un sobrero de la misma ganadería pues el titular se lesionó la mano derecha y fue devuelto, Carballo se lució discretamente en el recibo de capote. A más el novillo en banderillas, embistiendo con acometividad. Juan Carlos Carballo estuvo muy bien en el inicio de faena. Lo sacó a los medios con autoridad al encastado de Pedrés, que acometió con emoción e importancia. Firme el novillero, cuajó una faena compacta aunque al natural no pudiese lucirse tanto. El novillo fue el mejor de los lidiados. Descartado con los aceros, Carballo fue silenciado tras recibir un aviso.

Saltó el quinto, un novillo al que se le pegó en varas pero que siempre se mostró mirón, parado e incierto. Tras brindar la muerte del novillo al público, Atienza nunca terminó de acoplarse, solo en redondo en una ocasión. Siempre marcó el terreno y con él, el novillero no se confió pese a intentarlo.

Cerró plaza un sobrero del mismo hierro que sustituyó al lesionado titular anunciado. Sin fuerza desde que saltó al ruedo, saludó en el segundo tercio Raúl Cervantes. Gardel se lució al natural en una faena que transcurrió en el quiero y no puedo por las condiciones del utrero. Siempre buscó el lucimiento pero no fue posible.

Arnedo (La Rioja). Viernes 28 de septiembre de 2018. Feria Zapato de Oro. Novillos de Pedrés (4º y 6º, como sobreros), bien presentandos pero deslucidos en líneas generales; destacó el lidiado en cuarto lugar. Juan Carlos Carballo, vuelta al ruedo tras leve petición y silencio tras aviso; Pablo Atienza, silencio en ambos; Alejandro Gardel, silencio en ambos. Entrada: Un cuarto. Saludó tras parear al sexto Raúl Cervantes.