www.aplausos.es

FERIA DE SAN MIGUEL

Emotiva despedida de Padilla en Sevilla que corta una oreja

El festejo estuvo marcado por una mansa corrida de García Jiménez en la que Roca Rey logró un trofeo mientras que Morante dejó chispazos de su toreo ante el quinto

sábado 29 de septiembre de 2018, 18:11h

Fotos: ARJONA

La tarde comenzó de forma emotiva con toda la plaza en pie tras el paseíllo en una cerrada ovación que Padilla recogió desde el centro. El primero, un toro basto de hechuras, cornidelantero y astifino, fue manso y huidizo desde que saltó al ruedo. Padilla pudo enjaretar algún lance suelto. Tomó dos varas con mal estilo. El de Jerez comenzó de rodillas pero al tercero pasó apuros. Con insistencia pudo rematar algunos derechazos. El animal se paró y todo fue imposible. Mató de una estocada. Silencio.

El segundo fue otro toro basto y sin cuello que salió manseando de chiqueros. Morante logró algunos lances bonitos y hubo detalles en la forma de andarle por la cara. El toro llegó a la muleta con la cara alta y sin repetir, pero el torero de La Puebla pudo dibujar muletazos sueltos por ambos pitones antes de que se rajara por completo. Mató de un pinchazo y estocada baja. Silencio.

Abanto fue el que saltó en tercer lugar del hierro de Peña de Francia. No fue castigado en las dos entradas que realizó al caballo. Roca Rey lo citó de rodillas y en el tercer muletazo, un cambiado por la espalda, el animal se partió la pezuña de la mano derecha. Mató de dos pinchazos y estocada tendida y un descabello. Silencio.

El que salió en cuarto lugar, de Hermanos García Jiménez, fue un toro que salió suelto de los engaños en el primer tercio. Recibió dos puyazos fuertes y llegó a la muleta algo rebrincado pero con movilidad. No puso banderillas Juan José Padilla, aunque se lo reclamó el público. Faena con ganas y arrebato que fue acompañada por la música desde el principio como homenaje en su despedida de Sevilla. Brindó al doctor García-Perla, que lo ha operado varias veces. Faena de entrega sobre la derecha en la que por encima de los logros hubo emotividad. Mató de estocada trasera. Una oreja.

El quinto fue un toro anovillado y con poca cara. Morante bordó el toreo a la verónica y realizó un quite con el mismo lance que remató con una media verónica excelente. Comenzó la faena con ayudados por alto muy toreros. Tras dos tandas con la derecha el toro se rajó de forma escandalosa. Se frustró toda posibilidad de faena. Mató de estocada caída. Saludos.

Fue otro toro anovillado y manso el sexto que cerró plaza, manso de carretas en el caballo. Roca estuvo muy por encima del manso, al que toreó con temple y valor en redondo y pases de pecho enormes. Más complicado fue por el izquierdo por donde se acostó mucho el toro. Muy valiente el diestro peruano, remató con bernadinas emocionantes. Mató de pinchazo hondo. A pesar de ello se pidió una oreja que fue concedida.

Sevilla. Sábado 29 de septiembre de 2018. Dos de Olga Jiménez (1º y 2º), uno de Peña de Francia (3º) y tres de Hermanos García Jiménez, el 6º como sobrero, desiguales de presencia, con el quinto y el sexto bis anovillados. De pésimo juego por mansos y descastados fueron todos pitados en el arrastre salvo el cuarto. Juan José Padilla, silencio y oreja; Morante de la Puebla, silencio y saludos; Roca Rey, silencio y oreja. Entrada: Lleno con cartel de "No hay billetes".