www.aplausos.es

MADRID

Pinar y Del Pilar pese a Partido de Resina

El pobre juego del envío torista da al traste con la tarde en la que la terna dio la cara

viernes 12 de octubre de 2018, 17:15h

Fotos: JAVIER ARROYO

Tras el paseíllo se guardó un minuto de silencio por las víctimas de las inundaciones de Mallorca y después la banda tocó el himno de España para celebrar la Hispanidad.

El primer toro de Partido de Resina lucía dos astifinas y agresivas perchas hacia arriba. Amagó con saltar al callejón. Rápidamente Rubén Pinar se hizo presente. El toro más que pasar brincaba en cada encuentro con el percal. Pinar muy seguro, muy solvente. Empujó el toro en el primer encuentro y salió desentendido del segundo. En la muleta se movió aunque siempre sacó la cara por encima del palillo. Pinar se puso con todas las de la ley: muy asentando, poderoso, colocado. Al final de un muletazo el toro le arrebató la muleta y al volverse encontró al torero desarmado. Lo zarandeó por la ingle. El torniquete no evitó la hemorragia que recorrió toda la pierna. Pinar se quedó para enjaretar dos firmes tandas con la mano derecha. La espada cayó atravesada tras un pinchazo. El toro no ayudó nada ni en la suerte suprema ni en el descabello. Pinar pasó a la enfermería tras recibir el reconocimiento de la afición.

El segundo también estaba tocado arriba de pitones. Y arriba embistió siempre sin conocer la humillación en ninguno de los tercios. Hizo hilo a Prestel en banderillas y al tomar el olivo saltó detrás el toro empotrándole en el tejado metálico del callejón. Los dos cayeron al suelo y la plaza quedó muda por el impacto. El marrajo de Partido de Resina se vio podido por los toreros doblones de Javier Cortés. La cara por las nubes, la actitud del madrileño encomiable. Se desató la mansedumbre a la hora de cuadrarlo para entrar a matar.

El tercero lució las clásicas hechuras de la casa Pablo-Romero. Serio y muy ofensivo por delante. Equilibrado en su hechura. Gómez del Pilar se mostró fácil con el capote tras librar la porta gayola. Lo lució poniéndolo largo al caballo. El toro apretó sin desgaste excesivo. El inicio de Gómez del Pilar mostró su oficio bien aprendido y su sentido poderoso de la lidia. La faena tuvo mérito por las medias arrancadas, los parones, las miradas, las asperezas. Del Pilar apostó con seguridad y dio una buena imagen. Pinchó antes de la estocada.

En cuarto lugar salió el remiendo de José Luis Pereda. Escurrido y feo de hechuras. Protestado por su presencia y sobre todo y con toda la razón por su inclusión en esta corrida. Soluciones de fin de temporada. Javier Cortés lo cuidó y le consintió pero el toro respondió con sosería y falta de fuerza durante toda la lidia.

El quinto de Partido de Resina barbeó las tablas y mostró poco interés por los engaños de salida. Gómez del Pilar mostró su profesionalidad y su férrea voluntad (también lo recibió a porta gayola). En los sucesivos tercios el toro manseó con peligrosas oleadas. Del Pilar resolvió la papeleta.

El sexto fue precioso. El ideal dentro de esta línea, de esta procedencia única. Astifino, chato de hocico, cerrando la cara. Obedeció a los toreros delantales de Javier Cortés. En el caballo no se empleó. Cortó orientado en banderillas. Le faltó recorrido y raza en la muleta de Javier Cortés que demostró lo buen torero que es pese a un lote tan a contraestilo.

Madrid. Viernes 12 de octubre de 2018. Toros de Partido de Resina y uno de José Luis Pereda (5º), bien presentados excepto el remiendo de Pereda. 1º deslucido, 2º descastado y con peligro, 3º áspero, 4º soso y sin fuerza, 5º mansote y 6º desclasado. Rubén Pinar, ovación; Javier Cortés, ovación, silencio y palmas; Gómez del Pilar, vuelta al ruedo tras petición minoritaria y silencio. Entrada: Más de un cuarto.

Parte facultativo de Rubén Pinar:

"Herida por asta de toro en el tercio superior de la cara interna del muslo derecho con dos trayectorias; una de 25 cms. hacia arriba que contusiona el isquion y otra hacia atrás de 20 cms. que bordea el fémur produciendo destrozos en los músculos abductores y contusiona paquete vasculonervioso. Pronóstico: Muy grave".

Parte facultativo de José Antonio Prestel:

"Contusión en el primer dedo de la mano izquierda y contusión en muslo derecho, de pronóstico reservado que le impide continuar la lidia".