www.aplausos.es

LA FTL RESPONDE

 Queremos recuperar la plaza de toros de nuestro pueblo, ¿cómo lo hacemos?
Ampliar

Queremos recuperar la plaza de toros de nuestro pueblo, ¿cómo lo hacemos?

martes 06 de noviembre de 2018, 18:34h

La Fundación Toro de Lidia pretende recuperar plazas de toros mediante una red de aficionados locales para que den novilladas en cosos donde no ha habido espectáculos taurinos durante los últimos años. Conocidas las intenciones de la entidad y los puntos fundamentales de la iniciativa, APLAUSOS ha hecho el ejercicio práctico de ponerse en el lugar de los aficionados y ha acudido a la Fundación para resolver algunas dudas antes de iniciar el proyecto.

Legalmente, ¿cómo nos constituimos?


Los aficionados tienen que tener personalidad jurídica. Una asociación es la mejor opción por su facilidad para constituirse porque su coste es mínimo y no tiene ánimo de lucro. Además, formalizar una asociación permite a la comisión de aficionados obtener ingresos, realizar pagos y hacer el resto de movimientos necesarios para la organización de festejos.



¿Qué presupuesto mínimo necesitamos?


Lo ideal es trabajar para conseguir depender lo mínimo posible de los ingresos de las entradas. Esto dará mayor libertad a la comisión. Si una localidad necesita, por ejemplo, 40.000 euros para realizar una novillada y los obtiene por patrocinios, carpas en los días de fiestas o por la venta de merchandising, de ellos dependerá si deciden hacer una novillada o una semana de toros. Depende de la implicación de la afición.



¿Qué apoyo nos ofrece la Fundación?


La Fundación es el promotor de este programa, buscando las localidades, fomentando la creación o transformación de asociaciones y prestando una serie de servicios en la fase de arranque de cada proyecto a nivel legal, asesorando para que las asociaciones puedan utilizar las plazas de toros, normalmente de titularidad municipal; organizativo, colaborando en la constitución de las estructuras y en la obtención de financiación; financiero, colaborando como eventual patrocinador de los festejos; y de trabajo en red, facilitando la promoción, difusión, etc.




¿Cómo me financio? ¿Hay alguna ayuda económica por parte de la Fundación?


Apostamos por un incremento del mix de ingresos, de manera que las entradas sean solo un porcentaje de los ingresos. Como consecuencia de una diversificación de las fuentes de ingresos, podrá ser más accesible acudir a un espectáculo. Y para lograr una diversificación de ingresos, vamos a ayudarnos del ejemplo del modelo del festejo popular, donde los organizadores no tienen entradas y buscan la financiación por otros medios: gestión de barras, lotería, cuotas de los socios, organización de eventos, patrocinios… Por poner un ejemplo, la Peña de Toro con Cuerda de Yuncos, Toledo, acaba de fabricar su propia cerveza. Lo recaudado va destinado al XVI Congreso Nacional de Toro con Cuerda que se celebrará en su localidad el año que viene. Quizá desconocemos de lo que es capaz la sociedad civil organizada. El mundo de la plaza ha vivido de espalda al festejo popular, del que tenemos mucho que aprender.




¿Cuánto tiempo ha de estar una plaza cerrada para poder recuperarla?


Un año sin festejos en una plaza es un año de afición perdida. Y no nos lo podemos permitir.


¿Quién confeccionará el cartel? ¿Aficionados o el empresario?


El pueblo. Consideramos que en muchas localidades pequeñas y medianas el sistema empresarial tal y como se ha desarrollado no ha podido adaptarse, es una realidad. La Administración tampoco lo va a hacer y cada vez vamos a encontrar más dificultades en el apoyo público. La auto organización de una población que quiere toros es quizá la única manera de encarar el asunto con éxito de manera realista, tal y como hace el festejo popular. La organización por el pueblo tiene toda una serie de implicaciones positivas. Uno de los problemas que se han observado en muchos lugares es la desconexión entre el pueblo y el festejo taurino ofrecido. Este formato va a suponer un fortalecimiento en la vinculación entre el festejo y la localidad, implicándose en todo el desarrollo de la Fiesta. Por tanto, el formato que se organice, las ganaderías, los novilleros seleccionados, etc., serán los que decida la asociación organizadora. Esto permitirá que lo contratado se adecue a los gustos de la localidad y que se pueda mantener una personalidad reconocible y una línea de actuación.



¿Es obligatoria la contratación de un empresario taurino?


No, lo que el pueblo decida. Aunque desde la Fundación creemos que para temas de contratación y documentos legales es beneficioso y facilitador contratar la figura de un empresario. Aun así, la organización siempre recaería en la Comisión Taurina de la localidad.



¿En qué zonas de España se puede organizar una novillada? ¿Solo donde haya capítulos de la FTL?


Necesitamos contar con organización territorial, por lo que la localidad donde acometamos la recuperación de una plaza debe contar con un capítulo (delegación de la FTL) constituido. Por ahora, hay delegaciones en Pontevedra, Salamanca, Albacete y Málaga pero antes de comenzar la temporada que viene habrá diez capítulos más de la Fundación.



Si sale mal, ¿quién y en qué medida asume las pérdidas?


Al basarse en la implicación de la localidad y con un sistema de gestión que se fundamenta en el mix de ingresos, los festejos que decidan realizar se organizarán cuando tengan un alto porcentaje económico para financiarse.

;


Los socios que aporten una cuota, ¿tendríamos algún tipo de ventaja o descuento de cara al festejo?


Lo que el pueblo decida.

;


¿Cuántas personas se necesitan para impulsar el proyecto?


No hay un número mínimo, solo ganas e implicación.




¿Qué tipo de espectáculos podemos organizar?


Excepto clases prácticas, que dependen de las escuelas taurinas, cualquier festejo. Si imaginamos una localidad dentro de dos o tres años, nos gustaría que fuera algo así: una novillada concurso (el ganador será la ganadería seleccionada para el año siguiente) una novillada picada matinal (el ganador popular de la novillada cerrará el cartel de la tarde); una novillada vespertina (con dos novilleros anunciados y el ganador de la mañana); un concurso de recortes (incluso en localidades sin tradición); un encierro, una suelta de vaquillas o un encierro infantil.




Si políticamente encontramos un ambiente hostil -casos reales de Xàtiva o Villena, por ejemplo, con aficionados proactivos, plaza fija y tradición arraigada-, ¿podemos optar al programa o queda descartado?


Creemos que es mejor empezar, hacerlo en localidades con una Administración favorable. Es necesario, al menos para las plazas que inicialmente se pongan en marcha, contar con cierta complicidad de la Administración, de manera que se pueda contar con la utilización de la plaza, permisos, etc. Los primeros proyectos deben ser un éxito para el ánimo de los taurinos como para la imagen de la Tauromaquia de cara al exterior. Además, deben servir de ejemplo a los siguientes.