www.aplausos.es

FERIA DEL SEÑOR DE LOS MILAGROS

Lorenzo indulta a Lanudo, el toro de su confirmación en Lima

Emilio de Justo fue silenciado en su debut en Acho y Alfonso de Lima dio una vuelta al ruedo

domingo 11 de noviembre de 2018, 21:39h

Fotos: MATÍAS

Álvaro Lorenzo indultó al segundo, el toro de su confirmación de alternativa en Lima. De nombre Lanudo, el de El Olivar embistió con calidad y repetición por los dos pitones. En los primeros tercios desparramó la vista, pero a partir del segundo empezó a ir a más y a embestir con galope, humillación y transmisión. Lorenzo lo cuajó por los dos pitones en una gran labor y se fue a saludar a los medios nada más concederse el perdón para el toro. Sin embargo, hubo quien protestó la decisión presidencial, dejando en el callejón el torero los trofeos concedidos -dos orejas- antes de dar la vuelta al ruedo.

No le dio apenas opción el sexto, que en la muleta topó más que embistió y fue quedándose cada vez más corto. Faltó entrega al de El Olivar, al que despenó Lorenzo de un pinchazo.

Se desplazó poco en los capotes el primero de la tarde, que tomó una vara corta y se llevó un quite por verónicas de Emilio de Justo. El toro de El Olivar tendió a vencerse en la muleta por los dos pitones, pero el confirmante supo corregirle ese defecto con firmeza y toques fijadores. No obstante, el animal fue perdiendo recorrido y emoción, de modo que el trasteo no llegó a tomar vuelo. Mató de pinchazo y cuatro descabellos.

De Justo fue silenciado de nuevo ante el cuarto, un toro que perdió los pies durante la lidia. Tomó una vara larga y fuerte el animal. El cacereño lo intentó con la muleta, anduvo voluntarioso, pero el de El Olivar perdió fuerza desde el inicio del tercio muleta. Se aplomó en exceso el burel, obligando a De Justo a dar los muletazos de uno en uno sin mayor lucimiento. El toro acabó con la cara alta, punteando la tela. Mató de estocada caída.

El tercero fue aplaudido por su trapío. Embistió con nobleza de salida, tomando una vara corta. Alfonso Simpson brindó al público antes de doblarse por abajo con el de El Olivar. Lo mejor llegó por el pitón derecho, pero el toro pronto perdió fuerza, gas, y empezó a gazapear. No hubo más historia. Mató Simpson de estocada caída y trasera, siendo silenciado.

Simpson sorteó como quinto un toro con 593 kilos de peso, que fue aplaudido en el arrastre. Lo dejaron crudo en varas, desarrollando en la muleta mucho poder y pies. Lo recibió de rodillas el torero de la tierra, que toreó bien y conectó con el público en las series diestras. El animal, pronto, fijo y repetidor, fue quedándose conforme avanzó el trasteo; y por el izquierdo se prestó menos al lucimiento. Simpson mató de media caída y dio una vuelta al ruedo.

Lima (Perú), domingo 11 de noviembre de 2018. Feria del Señor de los Milagros. Toros de El Olivar. El segundo, de nombre Lanudo, nº 240, melocotón, de 524 kilos de peso, fue indultado. Bien presentados, nobles y de desigual juego. Destacaron por su bravura segundo y quinto. Emilio de Justo, que confirmaba alternativa, silencio en ambos; Alfonso de Lima, silencio y vuelta al ruedo; y Álvaro Lorenzo, que confirmaba alternativa, dos orejas simbólicas tras indulto y silencio. Entrada: Media plaza. De Justo confirmó con Resabio, nº 11, negro listón, de 542 kilos de peso, lidiado en primer lugar. Lorenzo hizo lo propio con el segundo, a la postre, indultado.