www.aplausos.es

MATADORES VI.- PACO UREÑA

Un valiente que nunca se rinde
Ampliar
(Foto: Arjona)

Un valiente que nunca se rinde

Con un percance en Valencia comenzó su temporada y solo un percance, este de mucha gravedad, le pudo frenar. Un pitonazo de un toro de Alcurrucén en Albacete le dejó sin visión en el ojo izquierdo. Desde ese día, Paco Ureña lucha por recuperar primero al hombre y luego al torero en un nuevo desafío que la vida le ha puesto delante. Su deseo de volver a torear es más grande que el dolor de aquel infortunio. Nunca lo ha tenido fácil, ni dentro ni fuera del toro. Nunca se ha rendido y ahora tampoco lo va a hacer.