www.aplausos.es

TEMPORADA GRANDE

Sergio Flores, oreja a su entrega en La México

Diego Urdiales dejó apuntes de su tauromaquia añeja pero sin llegar al tendido, mientras que El Payo resultó herido

domingo 02 de diciembre de 2018, 23:23h

Sorprendió el trapío del toro que abrió plaza. Un toro serio y con cuajo de Xajay que desarrolló nobleza, pero al que le faltó empuje y transmisión. Diego Urdiales, que no se pudo estirar a la verónica, logró en la muleta hacer romper a un astado muy agarrado al piso en los primeros tercios, gracias a su excelente colocación y firmeza. Dejó algunos detalles sueltos por el pitón derecho, el de mayor recorrido, pero sin llegar a conectar. Mató de una buena estocada arriba.

No tuvo opciones con el cuarto, un toro deslucido, sin clase ni ritmo alguno que, además, se fue desfondado a medida que transcurría la faena. La faena de Diego Urdiales no pasó de meros apuntes tanto con el capote como con la muleta. Una serie estimable con la zurda fue lo más reseñable de su actuación.

Tampoco pudo lucirse Urdiales con el que estoqueó por El Payo en quinto lugar, que ya no pudo salir de la enfermería tras ser atendido por el pitonazo sufrido en su primero. Muy firme y con recursos el riojano frente a un animal de descompuesta y áspera embestida, sin ritmo. Destapó Urdiales su Tauromaquia de sabor añejo en pinceladas aisladas, pero sin llegar a hilvanar faena. Esfuerzo sin recompensa de Diego, que se alargó en su intento por justificarse.

Fotos: TADEO ALCINA

El que hizo segundo fue un toro con temperamento y genio, que, además, se quedó crudo en el caballo. El Payo, que brindó al equipo médico de la plaza, fue alcanzado por el toro en los primeros compases tras un derrote seco directo al costado derecho. Tras pasar a la enfermería y tras un compás de espera, salió para pasaportar a su oponente entre evidentes signos de dolor. Anduvo mal con los aceros.

El tercero se lo pensó en el capote de Sergio Flores y sin embargo, sacó fondo de bravo en la muleta. Tras brindar a su apoderado Antonio Pedrosa, se dobló con el animal en un poderoso y torero inicio. Embistió el de Xajay con codicia y emoción a la muleta de Flores, que supo aplicarle temple -clave para que rompiera a mejor-, mano baja y trazo largo. Menos claro por el pitón izquierdo, basó toda la labor a derechas. Faena interesante en la que impuso su autoridad. Mató de estocada contraria y el descabello le privó del premio.

El sexto bajó la tónica general de la presentación aunque fue un ejemplar de buena condición y agradecido. De nuevo abrió la faena de muleta Sergio Flores con un inicio de sabor y muy vistoso. Faena asentada, de mucha seguridad y ambiciosa. Pisó terrenos comprometidos del toro y supo tirar de él muy bien, poniéndole el corazón a todo cuanto hizo. Mató de un espadazo al segundo intento y paseó una oreja.

México D.F. (México), domingo 2 de diciembre de 2018. Toros de Xajay, muy bien presentados y serios salvo el 6º; de dispar pero interesante juego, destacando por su bravura el tercero. Diego Urdiales, ovación con saludos, silencio y silencio en el que mató por El Payo; Octavio García "El Payo", pitos tras aviso en el único que estoqueó; Sergio Flores, ovación con saludos y oreja; Entrada: 15.000 espectadores. Sergio Flores recogió, tras romperse el paseíllo, el Trofeo Joselillo al triunfador de la pasada temporada. La terna fue obligada a saludar antes de que saliera el primero de la tarde. Saludaron tras parear al sexto de la tarde Gustavo Campos y García.