www.aplausos.es

ENTREVISTA CON LÓPEZ SIMÓN

“Estoy orgulloso de haberme enfrentado a mis problemas”
Ampliar
(Foto: André Viard)

“Estoy orgulloso de haberme enfrentado a mis problemas”

La temporada 2018 ha sido una montaña rusa para López Simón. Arrancó con la salida a hombros de Valencia, bajó a la más profunda crítica en Sevilla y resucitó con la puerta grande de Madrid. Un total de 20 tardes. Escasas para un triunfador de San Isidro que sólo pisó Pamplona y Zaragoza como plazas de primera tras descerrajar la puerta de la gloria madrileña. Para 2019 la apuesta volverá a ser Madrid

lunes 03 de diciembre de 2018, 13:45h

-¿Cómo se vive por dentro una temporada de tan marcados altibajos?

-A nivel interior te diría que ha sido de crecimiento pero ha sido una temporada distinta. Después de Sevilla, de donde salí dolido en mi fe de torero, logré recomponer la parte personal y en Madrid logré recuperar al torero con esa puerta grande.

-Habla con tristeza de aquella tarde en La Maestranza. Se dijo que no había entendido a su lote. ¿Qué pasó en Sevilla?

-Hay veces que no encuentras explicación a que te canten tanto un triunfo y que otras veces en una tarde te hagan tanto daño. Aquella tarde salí muy dolido en mis sentimientos toreros. Me afectó a mi orgullo, a mi ánimo, a mi moral... No atravesaba mi mejor momento pero tampoco se me fue un lote de Puerta del Príncipe como se dijo.

-¿Qué consecuencias tuvo aquella tarde para López Simón?

-Desde Sevilla hasta Madrid estuve vacío por dentro. Me preocupé de recuperarme personalmente. Pasé unos días en los que no quería saber nada de nadie. Ni siquiera de mi profesión.

-¿Cómo afrontó ese episodio anímico en plena campaña?

-Decidí que lo mejor era parar. Priorizar en la persona antes que en el torero. Me fui a los Picos de Europa. Me perdí en la naturaleza. Recorrí rutas por la costa del Cantábrico. Dormía en el coche tranquilamente, en la cama que tenemos para los viajes de la temporada. De vez en cuando iba a un hotel para ducharme. Busqué la soledad para encontrarme a mí mismo. Estoy orgulloso de haberme enfrentado a mis problemas.


-¿Cómo lo vivió su entorno?

-Lo pasaron mal. Me di cuenta cuando encendí el móvil y me encontré tantas llamadas y mensajes de personas que me quieren de verdad. Por ellos y porque me había recuperado bastante decidí volver. Fui directamente al festival de Bocairent.

-¿Tanto desequilibra una mala tarde?

-No termino de comprenderme ni a mí mismo muchas veces... Hay que decir que empecé muy bien la temporada con el triunfo de Valencia. Pero sí, una tarde puede desbaratarlo todo. Menos mal que luego llegó Madrid. Fue mi rescate. Hay algo ahí arriba que me da vida cuando estoy a punto de ahogarme.

-¿Qué recuerda de la tarde de la puerta grande de Madrid?

-Fue mágico porque la base de todo fue la entrega. Con todos los defectos que pueda tener mi toreo pero comandado por la entrega. Por eso tuvo todo tanta emoción.

-¿Qué significa Madrid para usted?

-Todo lo que he conseguido en el toreo me lo dio Madrid. Me dio a conocer, me abrió las puertas de todas las ferias. Madrid es la mejor medicina. Después de la tarde de Madrid sentí una inyección de energía, de ilusión...

-Este año, después de Madrid ¿qué?

-Es preocupante que después de abrir la puerta grande no puedas entrar en ninguna feria... Pamplona estaba hecho antes de Madrid, Zaragoza sí contó conmigo. Son las únicas plazas de primera que pisé tras el triunfo.

-¿Le afectó verse fuera del resto de ferias importantes?

-Es difícil ver cómo va pasando la temporada y ver que no entras en las ferias más importantes. Por un lado estaba jodido pero por otro feliz porque me encontraba bien personalmente. Es jodido asimilarlo.

-¿Con qué tarde se queda del 2018?

-La tarde de Huesca fue la más completa. He toreado toros sueltos bien, recuerdo un toro de Benjumea en Vera.

-¿Y si tuviera que escoger un solo toro?

-Quizá por lo que significó en mi interior, el sobrero de Conde de Mayalde de San Isidro. Veía que era otra tarde que pasaba pero de repente se unió mi energía a la del toro. Pasó de estar todo negro a ver la claridad en un instante. Fue un cambio en la temporada y quizá en mi vida también.

-¿Cuál es el planteamiento de cara a la próxima temporada?

-Me gustaría tener una presencia importante en Madrid. Es la plaza que me lo ha dado todo. Madrid para mí es muy importante.

-¿Hubiera aceptado el bombo de Otoño?

-No me llamaron. Si me lo hubieran propuesto y bajo unas condiciones lógicas, habría estado dispuesto. Con o sin bombo, para mí Madrid es fundamental.

-Su objetivo para el 2019 es…

-Seguir creciendo. Ojalá la gente me vea como con los animales que mejor he cuajado en el campo. Que poco a poco aparezca eso en grandes escenarios.

Agradecido a Curro Vázquez

López Simón lleva un año y medio vinculado profesionalmente al maestro Curro Vázquez. La mitad de la campaña 2016, el último invierno y el 2017. ¿Qué le ha aportado el maestro al madrileño? “Curro me ha enseñado a apreciar a otros toreros. No los veía del mismo modo aunque ya les conociese. Toreros de otras épocas sobre todo”.

El torero de Barajas dirige palabras de agradecimiento hacia Curro Vázquez: “A él le preocupa más cómo estoy personalmente que otras cosas. El ser humano debe estar por delante en cualquier relación profesional. En momentos anteriores he sentido que la persona que me acompañaba estaba ahí por interés y le daba igual cómo estuviera por dentro. Además tenía que aguantarlo en viajes, comidas, etc. Con Curro da gusto estar y me ha enseñado muchísimo”. A lo largo del invierno decidirán de forma conjunta si continúa la relación profesional o se queda en la gran amistad que les mantiene unidos.

Texto: GONZALO I. BIENVENIDA // Fotos: ANDRÉ VIARD