www.aplausos.es

ENTREVISTA CON FORTES

'Ha sido el año más importante de mi carrera'

"Ha sido el año más importante de mi carrera"

"Voy a seguir apostando por la calidad, por torear lo que yo considere oportuno y cuidar ese número de festejos para dar lo máximo de mí en cada uno de ellos. Creo que mi forma de torear se adapta mejor a eso y tengo que ser fiel a ese principio", señala el malagueño

martes 11 de diciembre de 2018, 20:00h

La de 2018 no ha sido la temporada de mayor número de paseíllos, ni la de más triunfos para Fortes. Pero sí ha sido, probablemente, en la que haya demostrado una mayor dimensión profesional. Ha sido una campaña de medido metraje en la que ha primado la calidad y en la que el malagueño ha mostrado una tangible evolución cualitativa en su concepto. Siendo el mismo torero, ahora el valor se pone al servicio de un toreo de mayor rango, hondura y expresión. Cuatro tardes en Las Ventas, Bilbao, Santander, Gijón o Málaga, han conformado el grueso de un año en el que Fortes ha mostrado su camino a seguir creciendo enormemente como torero.

-En primer lugar, ¿cómo se encuentra tras esa nueva intervención a la que fue sometido recientemente?

-Muy bien, ha sido un buen avance porque hacía falta limpiar la herida para que cicatrizara bien ya que no terminaba de cerrar tras la primera operación. Estoy empezando a hacer algo de rehabilitación para recuperar la articulación, pero hasta final de año no podré hacer gran cosa.

-¿Qué balance hace de lo que ha sido su temporada 2018?

-Creo que ha sido la temporada más importante de mi carrera en lo que se refiere al toreo, al nivel artístico alcanzado, al número de toros que se han comprendido y a las cotas de emoción que se han vivido. He tenido temporadas aparentemente más exitosas pero, realmente, sin duda, esta ha sido la temporada en la que mejores y mayor cantidad de buenas faenas ha habido. Ha faltado más regularidad con la espada, lo que me ha restado triunfos importantes, pero estoy muy satisfecho del torero que ha salido.

-¿Era ese el objetivo y lo que buscaba al inicio de la campaña?

-Lo que buscaba era seguir el camino que me había marcado hacía unos años. Mi propuesta era cambiar ese concepto que se podía tener de mí de torero valiente, un poco dramático o, temerario en algunos casos, a ser recordado como un buen torero. Evidentemente, sin renunciar a lo que soy, intento que cada vez se abra una puerta más. Este paso empezó en 2016 pero ahora es cuando está siendo más evidente.

-Y ahora, ¿cuál es el camino a seguir?

-Continuar en esa línea, profundizar en la calidad y buscar cada día torear más reunido y con más naturalidad. También quiero buscar la cantidad en cuanto a la regularidad y en cuanto al triunfo. El gran objetivo es ponerle intensidad a mi torero desde la calidad. Mi carrera siempre ha sido un buscar la intensidad pero, ahora, se trata de buscar la intensidad desde el toreo como objetivo final.

-Este año ha hecho el paseíllo cuatro tardes en Madrid, una apuesta tan ambiciosa y elogiable, como arriesgada...

-Todo lo que ocurre en Madrid se multiplica, tanto lo bueno, como lo malo. Al final salen dos toros y se torean como en cualquier otro sitio, pero todo lo que ocurre tiene una mayor intensidad y repercusión. Torear más tardes te ofrece más posibilidades de avanzar hacia adelante. Este año no tenía nada cuando fui la primera tarde, pero tampoco tenía nada que perder. Sin tener ese gran triunfo, para los aficionados supuso una gran sorpresa. Hubo en la faena momentos que se quedan grabados y, por eso, tuvo esa repercusión. A partir de ahí, en la feria de San Isidro con lo que sucedió con la corrida de Pedraza, no te cambias por nada; y en otoño me quedé con un sabor agridulce porque no terminaron de salir las cosas como yo quería. Mi relación con Madrid ha sido muy buena y el paso por Madrid ha sido muy positivo, a pesar de que mi objetivo era abrir esa puerta grande.

-¿Con qué se queda de la temporada?

-Sin duda con la tarde Málaga. Hubo una emoción muy especial que yo nunca había vivido con esa intensidad, y soy consciente de que algo así tampoco ocurrirá muchas veces. Me encontré muchísima gente que salía de la plaza emocionada, que me hablaba y me expresaba sus sentimientos, gente que había llorado viendo torear… y eso pasó ese día de Málaga. Crear ese sentimiento en tanta gente, personalmente es lo que más me llena de este y de muchos años.

-¿Cuáles son los objetivos que se ha marcado Fortes de cara a la próxima temporada?

-Uno de los objetivos principales es que cada tarde que se toree pueda aumentar el número de partidarios, que se sigan uniendo más “fortistas”. Y por otro lado, que en las plazas en las que se toree haya intensidad para marcar una diferencia. Esos son mis objetivos y, aunque ya tengo una experiencia y cierto bagaje, que los años que me queden en la profesión tengan la intensidad que se necesita para que mi paso por el toreo sea considerado.

-¿Seguirá primando la calidad sobre la cantidad?

-Voy a seguir apostando por la calidad, por torear lo que yo considere oportuno y cuidar ese número de festejos para dar lo máximo de mí en cada uno de ellos. Creo que mi forma de torear se adapta mejor a eso y tengo que ser fiel a ese principio.

-¿Volverá a ser Madrid su gran apuesta de la temporada?

-A Madrid no sé cuántas tardes iré. Por estas fechas no sé si iremos una, dos o cuatro. Cuando Madrid me requiera, siempre que las condiciones sean normales y con los pies en la tierra, creo que allí debo estar. Si a la empresa de Madrid le compensa que yo vaya porque el público lo demanda, ahí estaré.

Un año junto a Nacho de la Serna

La de 2018 ha sido la primera temporada en la que la carrera profesional de Fortes ha estado dirigida por Nacho de la Serna en el que ha sido su debut dentro del campo del apoderamiento. Una experiencia positiva para ambos que hace pensar en una relación duradera. “En el aspecto personal me he encontrado con un gran hombre, un buen amigo y un buen compañero de viaje que me ha aportado mucha confianza”, explica Fortes, añadiendo que: “Profesionalmente, en lo más íntimo, me ha aportado mucho conocimiento y muchos aspectos de la tauromaquia. Es un gran estudioso y, por ese lado artístico, me ha aportado mucho y ha ampliado un poco mi horizonte como torero desde otro punto de vista. Como apoderado creo que ha trabajado bien, incluso por encima de las expectativas que yo en un principio podía tener”, concluye.

Fotos: JAVIER ARROYO