www.aplausos.es

FERIA DEL CAFÉ

Manizales arranca con el triunfo de Juan de Castilla

El rejoneador Andrés Rozo recibió una bronca del público y Curro Díaz fue ovacionado

lunes 07 de enero de 2019, 10:45h

Fotos: WILLIAM CORTES

La tarde fue para Juan de Castilla, que fue de menos a más. Su lote fue el más bravo, incluso llegando el tercero a merecer el reconocimiento de la vuelta al ruedo, que no fue

concedida.

El encierro fue encastado, pero también muy justo de peso y de mucha disparidad. El lote de Juan de Castilla, con matices, fue el mejor de la corrida de Achury Viejo. En el tercero, aunque fue llegando el temple, equivocó la lidia y pareció desbordado por la prontitud del toro, pero supo echar la faena arriba con oficio y más enjundia que temple. La efectividad de la estocada, que cayó muy delantera, provocó el clamor que acertadamente el presidente contuvo concediendo solamente una oreja.

En el sexto estuvo virtuoso, alegre y preciso el torero, que enfrente tuvo otro buen toro, pronto y con clase por el pitón derecho. La tercera serie con la derecha fue un tratado de torería. A punto estuvo de pasarse de faena pero la recomendación de El Cid, en uno de los burladeros del callejón, también ayudó a que todo terminara en triunfo. Otra oreja que abrió la puerta grande, que ya le reconoce.

El hecho conmovedor de la tarde, además del triunfo de Juan de Castilla, fue el encuentro de torero y afición. Curro Díaz toreó con la seriedad con que se toma la profesión ante un toro de embestida descompuesta y sin clase. Al natural fue un portento, pero con tan poca ligazón que bien hubiera podido pasar desapercibida la casta del torero. Manizales, a plaza casi llena, puso el alma para sacar a saludar a Curro Díaz.

El quinto fue el toro menos manejable, el disonante del encierro. Poco valió la porfía de Curro Díaz, que sin escatimar en tiempo y compromiso, y como tributo a la afición, tardó en tomar la espada para matar con efectividad al marmolillo de Achury y recoger unas agradecidas palmas del público.

La nota baja de la tarde la puso la actuación del rejoneador colombiano Andrés Rozo, que fue abroncado.

El séptimo toro fue para los recortadores, que fueron ovacionados tras una extraordinaria actuación.Se puede ser emergente, porque es paso obligado a la gloria, pero cuidarse de serlo en plazas importantes es necesario cuando se quiere seguir adelante. Para el olvido todo, porque él y su cuadra padecieron la tarde, nosotros lo hicimos también con sus actuaciones. Tiempo para recomponer el rumbo y moderar las ambiciones siempre habrá. Que venga el de Andrés.

Manizales (Colombia). Domingo 6 de enero de 2019. Toros de Achury Viejo, encastados y de juego dispar. El 3º, el 4º y el 6º fueron aplaudidos en el arrastre. El rejoneador Andrés Rozo, bronca tras aviso y pitos; Curro Díaz, ovación con saludos y palmas; Juan de Castilla, oreja y oreja. Entrada: Casi lleno. Saludaron en banderillas Gustavo García “Jeringa” y Héctor Fabio Giraldo tras parear el 2º, y Jhon Jairo Suaza “Chiricuto” y Ricardo Santana en el 3º.