www.aplausos.es

FERIA DEL CAFÉ

Una gran novillada de Paispamba en Manizales

Sobresaliente encierro, a excepción del primero de la tarde, que descubrió con su clase la inexperiencia de los novilleros colombianos acartelados

miércoles 09 de enero de 2019, 10:45h

Fotos: WILLIAM CORTÉS

Codiciosos, humilladores, recargando en varas y con temple, sí, todas esas fueron las virtudes de la novillada de Paispamba..., además del trapío.

Gitanillo de América tuvo pocas opciones con el que abrió plaza porque muy pronto buscó tablas y lo poco que pudo hacerle en ese terreno no tuvo interés para el público. Al cuarto lo quitó al alimón con Andrés Bedoya y fue el mejor momento de la tarde. Muleteo inocuo y sin compasión. Este fue uno de los novillos que exigía mejores argumentos.

El novillero local Andrés Bedoya, que en simbólico gesto se rodeó de subalternos manizaleños, no pudo en ninguno de los dos turnos imponerse a la buena condición de sus novillos. Apenas una serie cadenciosa de verónicas en el primero de su lote y una fórmula capotera similar en su segundo que no convencieron al paisanaje. Eso de no comprar triunfos prefabricados o por solidaridad regional, al final de cuentas es atributo de la afición manizaleña. Pero la realidad es que faltó sitio y acierto al momento de pasaportar al encastado quinto de Paispamba.

Sebastián Hernández, en el tercero, brilló con el capote, pero no lo rubricó con la muleta y además se llevó una fuerte paliza que afortunadamente no pasó a mayores porque a cuerpo limpio y heroicamente se lo quitó de encima Héctor Fabio Giraldo. La faena fue otro vendaval de pases sin reconocer el ritmo ni la distancia. Nunca se paró a torearlo y desgajó un trasteo que el novillo acusó. El último de la tarde, otro extraordinario novillo que con nostalgia la afición vio pasar por este ruedo, acompañó la ilusión de una única serie con la derecha plantado en la arena; pero fue desdicha y añoranza del tratado de la lidia, parar, templar, mandar y ligar. El antecedente de Cali y su historia reciente daban para más, pero esta novillada fue más seria de lo que los cálculos le dieron.

Manizales (Colombia). Martes 8 de enero de 2019. Feria del Café. Novillos de Paispamba, de buena presentación y buen comportamiento. Todos aplaudidos en el arrastre, excepto el 1º, silenciado. Gitanillo de América, palmas y silencio; Andrés Bedoya, silencio tras aviso y silencio tras dos avisos; Juan Sebastián Hernández, vuelta al ruedo tras petición y silencio. Entrada: Tres cuartos de plaza. Saludaron James Peña y Hernando Franco por sus pares al primero; Jhon Jairo Suaza “Chiricuto”, tras parear al tercero, y Emerson Pineda y Héctor Fabio Giraldo, por sus pares al quinto.