www.aplausos.es

SECTARISMO ANTITAURINO

Xàtiva deja perder la ayuda de 254.000 euros para mejorar su plaza de toros
Ampliar

Xàtiva deja perder la ayuda de 254.000 euros para mejorar su plaza de toros

La Diputación de València retira el dinero asignado al coso para dotarlo de unas medidas de seguridad de las que carece, a las que se aferra el consistorio para no permitir la celebración de festejos taurinos

lunes 21 de enero de 2019, 12:58h
El Ayuntamiento de Xàtiva ha perdido la ayuda de 254.000 euros concedida por la Diputación de València para dotar de medidas de seguridad a la plaza de toros, según informó este fin de semana el diario Levante. El regidor de Servicios Públicos, Ignacio Reig, confirmó la noticia al citado rotativo valenciano.

La negativa del alcalde de la localidad valenciana, Roger Cerdà, a la celebración de festejos taurinos -amparándose en la consulta no vinculante de 2016- ha hecho, primero, ralentizar la obra que ya estaba incluso adjudicada según confirma el propio Reig; luego, proponer a la Diputación que el destino de ese dinero fuera a otros fines; y, finalmente, que la institución provincial retire la ayuda.

Sin el dinero ahora perdido no se pueden acometer las obras necesarias para poder reabrir la plaza al público, y, con ello, tal y como recuerda Levante, el ejecutivo socialista de Xàtiva impide que haya corridas de toros pero sin prohibirlas, ya que ese extremo sería ilegal y ya ha generado fallos en contra a varios ayuntamientos.

De todos modos, tal y como remarca la información publicada, cabe una posibilidad: realizar festejos con un permiso especial de reducción de aforo del coso, tal y como ocurrió con la Fira d'Agost de 2015, última celebrada hasta el momento. Sin embargo, el concejal Reig ha ratificado que "este año tampoco habrá toros" y que, como muy pronto, hasta 2020 como mínimo no será posible volver a disponer de ese dinero de la Diputación de València, con lo que se preve un horizonte sin corridas de toros como poco hasta 2021. "Es la voluntad del alcalde; hará valer el resultado de la consulta en lo que queda de legislatura y después de las elecciones... ya veremos", apunta.

Cuando las diferentes empresas o colectivos han solicitado el coso en los últimos dos años para realizar festejos taurinos, la negativa del alcalde de la población, Roger Cerdà, siempre se ha fundamentado en el estado de la plaza, pero nunca en la prohibición de los festejos ya que, de hacerlo, incurriría en delito.

SOLUCIONES SOBRE LA MESA

Por otro lado, tal y como expone la información de Levante, los colectivos protaurinos han propuesto tres soluciones: la cesión de la plaza de toros para montar una feria taurina; el permiso para instalar un coso portátil en un solar de Xàtiva si persiste la negativa y, finalmente, crear una comisión en la que se incluiría al ayuntamiento para celebrar el centenario de la plaza de toros, que es este año. Estas tres peticiones fueron formuladas por escrito ante el registro de entrada en octubre "y todavía no hemos tenido respuesta", asegura José Calatayud, portavoz de uno de estos tres grupos, el Club Taurino Punteret. Sin embargo, el citado concejal Reig admite que no se les ha contestado, pero agrega que no es necesario ya que "no habrá toros en la plaza ni formaremos parte de ninguna comisión ni patronato para celebrar ese centenario".

Calatayud señala en Levante que "una vez más" las reuniones con alguien del equipo de gobierno de Xàtiva "no sirven para nada". Y se queja del "empeño" del ejecutivo socialista en no permitir unos festejos taurinos que "en cambio, siempre niegan que hayan prohibido". No los prohíben expresamente, pero ponen "todos los impedimentos posibles para que un colectivo o una empresa los programe por su propia cuenta y riesgo", lamenta, y critica "la falta de sensibilidad" del consistorio, ya que según revela, se han ofrecido a realizar un festival benéfico y tampoco están abiertos a que se celebre en la plaza.

Con esta nueva negativa, tanto el Club Punteret como las empresas que intentaron programar toros en 2017 y 2018 intentarán, de nuevo, hacerlo en un coso portátil, "pero el año pasado ya vimos que también nos ponían pegas desde el ayuntamiento", concluye.