www.aplausos.es

MÉXICO

Triunfo de El Payo en la Corrida de la Insurgencia de San Miguel de Allende

El queretano corta dos orejas a un toro de Santa Inés; Joselito Adame y Francisco Martínez, que tomaba la alternativa, pasean un trofeo

sábado 26 de enero de 2019, 09:27h

Fotos: TADEO ALCINA

Llegó la cuarta edición de la corrida de la Insurgencia a la plaza de toros Oriente de San Miguel Allende que registró un lleno. La noche resulto más que agradable, fueron varios matices y detalles que engalanaron este acontecimiento, una plaza decorada con la expresión y sentimiento de la pintora potosina Isabel Garfias, el deleite para el oído al escuchar a la banda de Zacatecas, la temática y vestimenta insurgente de los protagonistas del festejo y al final la entrega de tres toreros que tocaron pelo. El triunfador fue el diestro queretano Octavio García “El Payo” que expresó su independencia torera, cuajando una faena que fue por nota a un gran toro de Santa Inés al que le corto las dos orejas para salir a hombros. Joselito Adame, a base de raza y experiencia, desorejó a un buen toro de Marrón; y el de la tierra, Francisco Martínez, tomó la alternativa más que decorosamente, lleno de entrega y actitud, pero sobre todo, con madera de ídolo, de esos toreros con los que se identifican sus paisanos y, al final, esa entrega tuvo su recompensa con una merecida oreja. El final simplemente fue espectacular con fuegos pirotécnicos al son de la banda de Zacatecas. Un grito de independencia y defensa del toro bravo con el mejor argumento, la emoción, el arte y continuar con nuestras tradiciones.

San Miguel de Allende (México). Viernes 25 de enero de 2019. Corrida de la Insurgencia. Toros de Fernando de la Mora, Campo Hermoso, Xajay, Los Ébanos, Santa Inés y Marrón, de juego variado. Joselito Adame, ovación y oreja; El Payo, ovación y dos orejas; y Francisco Martínez –que tomaba la alternativa-, ovación y oreja. Entrada: lleno. Incidencias: Francisco Martínez tomaba la alternativa con el toro nº126, Allendista de la ganadería de Fernando de la Mora.