www.aplausos.es

ENCUENTROS CON JOSÉ LUIS BENLLOCH.- EL CID

El vuelo de la izquierda
Ampliar
(Foto: Arjona)

El vuelo de la izquierda

Es Manuel Jesús, El Cid de Salteras, que fue amo y señor de Las Ventas sobre todo, también de su Sevilla. Dos puertas grandes en la capital además de otra docena de hitos que se encargó de desbaratar su espada, que no se correspondió con la leyenda de aquella Tizona del Cid de Vivar; y cuatro paseos gloriosos bajo las columnas jónicas de la Puerta del Príncipe, sin olvidar aquella tarde memorable de los victorinos en Bilbao, seis para su coleto nada menos, que hicieron una raya en los cielos de la épica taurina más que difícil, por no decir imposible, de alcanzar por nadie. Eso y mucho más, diez, doce años nada menos en las principales ferias resumen su trayectoria en la que su mano izquierda, sobre todo esa zocata de mando generoso y trazo largo, fue, sigue siendo, un referente. Recordaremos, como a él le gusta, el vuelo de su muleta desplegada en el trazo final del muletazo, allí donde el pase natural adquiere definitivamente la profundidad.

-“Dejo de estar en la competición, no dejo de ser torero. No hubo ninguna señal concreta para tomar esta decisión, es algo progresivo… cada vez te presiona más el vestido de luces, la responsabilidad cada vez es mayor, las exigencias también y cuando alguna vez no te salen las cosas, te duele y lo conviertes en pequeños mensajes, como por ejemplo que las cosas que tenías que dar en el toro ya las has dado”

-“No me voy frustrado ni amargado. Creo que he hecho algo bonito, que algún renglón en las páginas del toreo sí dejo escrito. Lo que me gustaría es que me recordasen. Caer en el olvido es lo más triste. Igual está feo que lo diga yo, pero creo que voy a ser de los toreros que se engrandezcan con el tiempo”

-“Matar seis de Victorino en Bilbao fue una decisión propia. En ese momento mataba lo que quería, donde quería y con quien quería. Venía de ser triunfador en Madrid y en Sevilla, con cuatro puertas del Príncipe ya en lo alto y pensé que debía hacer una gesta y elegí Bilbao y los victorinos”

-“Yo me siento orgulloso de que me digan que soy especialista en victorinos. Sé que es una ganadería dura, complicada, con la que llegar a torear con profundidad y largura como he logrado en muchas ocasiones es muy difícil y eso me ha llenado de satisfacción…”

Lea AQUÍ la entrevista completa en su Revista APLAUSOS Nº 2159 para todas las plataformas en Kiosko y Más

Lea AQUÍ la entrevista completa en su Revista APLAUSOS Nº 2159

Lea AQUÍ la entrevista completa en su Revista APLAUSOS Nº 2159 para iPad

Lea AQUÍ la entrevista completa en su Revista APLAUSOS Nº 2159 para Android