www.aplausos.es

MADRID

Las claves del sorteo de San Isidro 2019
Ampliar

Las claves del sorteo de San Isidro 2019

Simón Casas, presidente de Plaza 1, sintetiza en siete puntos el quid que envuelve al innovador formato

lunes 11 de febrero de 2019, 21:16h

El pasado sábado, Plaza 1, confirmó la apuesta por la fórmula del sorteo para la confección de diez de las tardes del ciclo de San Isidro 2019, que se celebrará en Las Ventas del 14 de mayo al 16 de junio. Un bombo perfeccionado respecto al sistema empleado en la Feria de Otoño.

El procedimiento del sorteo contará con dos bombos, uno con 10 ganaderías y otro con 10 toreros. Cada extracción asociará una ganadería con un torero, quedando dos puestos libres para completar la terna en cada una de esas tardes. La empresa será la encargada de completar cada cartel contando con toreros que hayan sorteado en el bombo y que quieran torear más de una corrida; con jóvenes que confirmarán alternativa o con rostros habituales de corridas duras a los que se le dará la oportunidad de entrar en otro tipo de carteles.

Tras el anuncio, Simón Casas, presidente de Plaza 1, sintetiza en los siguientes puntos las siete claves fundamentales que envuelven al pionero e innovador formato.



• Algunas de las 10 ganaderías que han entrado en el bombo son hierros muy cotizados por las figuras, pero la vía del sorteo abre ahora un gran abanico en cuanto a las posibilidades de programación y compromiso de los toreros.

• En el abono de San Isidro 2019 van a lidiar muchas otras ganaderías que no han entrado en el bombo. Cualquier torero puede elegir otra ganadería, pero el que quiera lidiar alguna de las del bombo, tiene que pasar por ahí. El torero que no quiera bombo, podrá entrar en San Isidro, pero deberá hacerlo con otros hierros.

• Es un bombo que no cierra las puertas a ningún torero. Es un bombo perfeccionado que, objetivamente, permite a las figuras estar en el mismo. Unas figuras que el aficionado reclama, como no podía ser de otra manera, estén anunciados en la primera plaza del mundo. Pero aún así, bombo es sinónimo de más morbo, más curiosidad y más creatividad.

• El sistema de sorteo establecido respeta a las figuras, que lo son tal porque se lo han ganado en el ruedo, pero al mismo tiempo facilita la igualdad de condiciones para crear carteles y va a permitir a los jóvenes entrar en competencia directa con las figuras.

• El bombo va a abrir la puerta a la justicia, justicia con lidiadores encasillados tradicionalmente con las ganaderías denominadas duras, que ahora van a tener la oportunidad de demostrar su talento lidiando corridas conocidas como comerciales.

• Con la llegada de Plaza 1 a la gestión de Las Ventas, se han destapado durante estos dos años muchos toreros de máximo interés para el público de Madrid y, por consiguiente, para la tauromaquia en general. Acciones pioneras como la de este bombo, primer paso dentro de una feria como San Isidro, vuelven a marcar el camino para conseguir este objetivo, rompiendo moldes y saliendo de nuestro encorsetamiento.

• La ruptura con lo tradicional está permitiendo dotar a la feria más importante del mundo, la de San Isidro, de una notoriedad y repercusión mediática a mediados de febrero que nunca se había conseguido a estas alturas de la temporada. Y el debate, el interés y la pasión a su alrededor está asegurado ya hasta el comienzo de la misma. Eso, ya de por sí, es un gran avance.