www.aplausos.es

MADRID

Los toros para El Cid y Emilio de Justo en Vistalegre

Será un desafío entre las ganaderías de Victorino Martín, Parladé y Puerto de San Lorenzo

martes 19 de febrero de 2019, 10:58h

Al atractivo mano a mano que tendrá lugar este sábado en Vistalegre con El Cid y Emilio de Justo, se le añade el aliciente del toro con un desafío de ganaderías. Tres hierros que son la máxima representación de sus respectivos encastes: Victorino Martín, Juan Pedro Domecq y Puerto de San Lorenzo, o lo que es lo mismo, albaserradas, domecqs y atanasios-lisardos. Tres divisas muy representativas para ambos espadas, que nunca le han dado la espalda a ningún encaste.

Victorino Martín vuelve un año más a Vistalegre. Esta vez no en solitario sino en el formato de desafío de ganaderías, una fórmula que según el ganadero, “no me gusta mucho, pero entre todos hay que apoyar todas estas acciones para recuperar una plaza como la de Vistalegre. Hay que arriesgar y colaborar en determinadas acciones, porque lo fácil es ir cómodamente a los días grandes. El año pasado ya estuvimos con una corrida completa y en Las Ventas, por ejemplo, es el tercer año que acudimos al Domingo de Ramos. Somos conscientes de ello, por eso acudimos con ilusión y mucha responsabilidad por ser un desafío con otras ganaderías y además en Madrid”, explica Victorino Martín.

77-Mirandino y 96-Morisco son los dos toros de la A coronada que se lidiarán este sábado 23 de febrero. “El 77 es cinqueño y el 96 cuatreño, aunque este último pesa mucho más. Es un lote muy entipado, los dos son cárdenos y con muy buenas hechuras, los dos tienen un trapío un punto por encima de lo que es Vistalegre. Morisco es hijo del semental 46, que es un toro contrastado, y Mirandino proviene de un semental que suele dar productos más encastados”.

Tanto El Cid como Emilio de Justo son dos toreros muy vinculados a la casa Victorino, divisa fundamental en el éxito de sus carreras. “El Cid representa el presente y pasado; y Emilio de Justo el presente y futuro. El Cid es un torero muy de casa, que ha tenido grandes actuaciones a lo largo de toda su carrera en plazas de la categoría de Sevilla, Madrid y Bilbao. Lo de Emilio de Justo es más reciente, y sus triunfos con nuestros toros se han centrado más en Francia. Son dos toreros de mucha categoría”.

EL PUERTO, DEBUT CON TOROS

La ganadería de Puerto de San Lorenzo hará su debut con toros en Vistalegre, escenario en el que ya estuvo anunciada años atrás con una novillada picada. La divisa salmantina defenderá en el desafío al encaste Atanasio-Lisardo, tan representativo del campo charro, con dos toros cinqueños cuyos nombres evidencian la buena reata de la que proceden: 57-Malaguito y 108-Langosto. “Son dos toros negros, muy rematados, como corresponde a toros de cinco años, con las caras bonitas y buenas hechuras para embestir. Los inicios de temporada siempre son una incertidumbre porque de un año a otro pueden cambiar las cosas, por eso en las primeras corridas uno siempre está con esa duda de saber si todo sigue por su camino”, explica José Juan Fraile. El ganadero afirma que esta fórmula de compartir cartel con otros hierros “me parece muy interesante para el aficionado. Es un desafío con tres encastes distintos, es todo un aliciente”.

El hijo de Lorenzo Fraile siente especialmente satisfacción por el cartel, puesto que son dos toreros que conocen esta divisa y con la que han triunfado. “Es un mano a mano muy atractivo, El Cid es una figura consagrada y Emilio de Justo es la novedad en estos momentos. Manuel Jesús ha tenido grandes tardes con esta ganadería, en Madrid, por ejemplo, ha cuajado unas cuantas faenas y ha perdido más de tres puertas grandes por culpa de la espada. En cuanto a Emilio, esperamos que se repita el triunfo que tuvo con esta ganadería en la pasada Feria de Otoño y que le permitió abrir la puerta grande de Las Ventas”.

PARLADÉ, UN GRATO RECUERDO

Parladé vuelve a Vistalegre con el todavía regusto que dejó en su última comparecencia en esta plaza. Fue en 2016, la tarde del regreso de David Mora, en la que Juan Pedro Domecq le tenía reservado un gran toro para una fecha tan significativa, una recompensa a tanta lucha, un toro para el que se pidió el indulto y la vuelta al ruedo, denegadas de manera sorprendente por el palco. “Fue uno de los mejores toros que he lidiado en mi vida. Aquel día salieron dos toros muy importantes, por eso regresamos con mucha ilusión y con la confianza de que vuelvan a salir las cosas así de bien y los dos toros embistan”, afirma el ganadero.

Juan Pedro Domecq ha reseñado dos toros con el hierro de Parladé, cinqueños ambos: 38-Nardito, negro zaino; y 48-Indeciso, negro bragado. “Son dos toros con una armonía especial, serios, uno es hijo de un toro contrastado que ha dado grandes productos y el otro proviene de una reata nueva. Vamos muy ilusionados, con ganas de que salga como esperamos”.

¿Sigue existiendo alguna diferencia entre Parladé y Juan Pedro?, le preguntamos al propietario de ambos hierros. “Ya no. Es el mismo concepto y la misma gestión, son una ganadería sola, de hecho, ya he dejado de herrar con el hierro de Parladé. Estamos en un proceso de fusión de ambas ganaderías, seleccionando lo que más me gusta de ambas”, explica el ganadero.

Con respecto a la fórmula de desafío ganadero y los dos toreros anunciados, esta es la opinión del ganadero: “Son tres ganaderías buenas y de primer nivel, muy del gusto de la afición de Madrid. Ojalá los tres encastes den lo mejor de sí. En cuanto al cartel, hay un torero que se va y otro que viene, uno que ha triunfado y otro que quiere hacerlo. Me gusta el cartel”.