www.aplausos.es

MÉXICO

Antonio Ferrera: "En México liberé mi alma torera"

El torero balear fue protagonista en una tertulia celebrada en Ciudad de México

viernes 01 de marzo de 2019, 16:00h

Fotos: EMILIO MÉNDEZ

En el restaurante Viu Carolo de Planco, en la Ciudad de México, se llevó a cabo un cóctel con motivo de convivir a través de una tertulia y el diálogo con el maestro extremeño Antonio Ferrera, al ser la revelación de la temporada mexicana. Por el grado de madurez alcanzado para transmitir con su toreo con diferentes matices, en donde la torería, la creatividad y el sentimiento, ha tenido como consecuencia que la afición se emocione y aprecie la tauromaquia de Ferrera obteniendo triunfos rotundos e importantes en los principales cosos de México, como La Plaza México, Aguascalientes, Guadalajara, León, Tlaxcala y Villa de Álvarez, entre otras.

El cronista y comunicador taurino Ramón Ávila “Yiyo” fue el encargado de ser el hilo conductor entre el torero y el gran número de asistentes, en el diálogo titulado “Los tres tercios del ferrererismo”.

En el primer tercio el maestro Ferrera recordó sus inicios de niño en las llamadas “Variedades Taurinas” en cosos portugueses en donde llegó a alternar con diferentes rejoneadores, toreando a pie de la mano de su abuelo y de su padre, quienes le inculcaron los valores humanos y el respeto al toro, al torero y a los que más adelante iba a abrazar como su profesión.

Al vestirse de luces y tomar la alternativa cimentó su tauromaquia en encastes de los denominados duros por la Europa taurina, en donde las cosas no vinieron en papel de regalo, buscándose el espacio en las principales ferias de España y Francia, y obteniendo la definición de su propio concepto y estilo que hizo sensibilizar a los públicos de plazas como Las Ventas de Madrid, La Maestranza de Sevilla, Pamplona, Bilbao, Nimes, Arles, Dax y Bayona, entre otras. No todo fue tan fácil, también hay que pagar el tributo al toro cuando se torea con verdad, varios percances de los cuales los sufrió y terminó imponiéndose, incluso una de ellas que lo dejó inactivo por dos años, y como el ave fénix que lleva bordado en el vestido grana y oro, lo utilizó para su regreso en el coso de Olivenza en el 2017.

Su impactante regreso a los ruedos en España y Francia tiene como consecuencia el regreso trasatlántico después de muchos años a tierras mexicanas y en la Monumental de Aguascalientes en abril de 2018. La faena al toro “Romántico” con el hierro de Begoña le hace liberar su espíritu torero, en un compendio de detalles con pureza y originalidad en el cite, en la técnica y en la expresión, en donde inicia la nueva andadura de Ferrera para ir forjando su historia de la mano e inspiración de maestros como Alfonso Ramírez “El Calesero”, Pepe Ortiz, Rodolfo Rodríguez “El Pana” entre otros, los cuales enriquecieron su bagaje en las suertes con el capote y pinceladas con torería y duende en el tercer tercio de la lidia.

"Mirar el nudo de las zapatillas en un paseíllo es como verse en un espejo y liberar mi alma", así culminó una emotiva velada que quedará para el recuerdo de los que estuvieron ahí presentes.

Al finalizar, el maestro Antonio Ferrera atendió amablemente y de manera personal a sus seguidores y amigos, que pudieron compartir estos momentos con el torero y con el hombre.