www.aplausos.es

FERIA DEL TORO

La terna a hombros en la matinal de Olivenza

Antonio Ferrera, Sebastián Castella y Miguel Ángel Perera, se reparten seis orejas de una noble corrida de Zalduendo

domingo 10 de marzo de 2019, 12:17h

Fotos: ARJONA

Con cadencia y gusto saludó Ferrera al primer zalduendo que apretó en el caballo y ahí se le fueron todas las fuerzas. Por ello, si el torero le bajaba la mano cabía la opción de que se cayese y si abusaba de la media altura, protestaba. Quería que se le hicieran bien las cosas porque de lo contrario se violentaba, ya que no era un toro fácil. Por eso tuvo mucho mérito lo bien que Ferrera midió la altura justa para administrar las series con una y otra mano y lo mucho que toreó a favor del animal en una faena que tal vez no llegó al público pero si al aficionado. Saludaron en banderillas Valdemoro y Fernando Sánchez.

Quieto como un junco en los medios se pasó Castella por detrás al segundo para después templar perfectamente al de Zalduendo que, casi sin necesidad de toques, seguía con nobleza los vuelos de la muleta del francés en una muy buena faena: sutil, por lo suave de los trazos y a la vez maciza. En la que mostró una dimensión de torero cuajado y reposado. Saludó tras parear José Chacón.

Se partió la pata derecha el tercero en el último par de banderillas que le puso Javier Ambel. Sin ser preceptivo porque ya había cambiado el tercio, el presidente sacó el pañuelo verde en un gesto de agradecer para el torero y sobre todo de cara al público. Corrió turno Perera y brindó el toro a Guillermo Barbero. En los medios, de rodillas, le dio un par de pases cambiados. Para después templar mucho la embestida del astado en series muy ligadas por el derecho. Embestía el zalduendo con nobleza y Perera se gustó también en los naturales. Tanto exprimió al toro que al final se rajó lo que aprovechó para entrar a matar. Saludó Javier Ambel.

Con ese aroma añejo de los quites de antes, Ferrera sacó al cuarto del caballo por faroles. Sin apretar en el inicio siempre a favor de su antagonista, fue haciendo al toro en las primeras series para después gustarse toreando relajado en tandas rematadas con exquisitez. Los naturales tuvieron el gusto del toreo lento, reposado, con sabor. Porque todo lo que hizo Ferrera al noble y enclasado zalduendo tuvo la categoría de faena para el recuerdo.

Aires mexicanos hubo en el quite del quinto. No en vano el torero francés ha hecho una amplia temporada americana este invierno y se le nota en el temple que trae en sus muñecas. Toreo relajado, con la figura muy erguida y con la verdad del cite y la ligazón sin trampas en las series con la diestra y las tandas de naturales que compusieron una faena de mucha enjundia.

El sobrero tuvo de inicio cosas muy parecidas al abre plaza. Además se puso molesto en banderillas. Javier Ambel le corrió perfectamente a una mano para cerrarlo. Par que luego Perera le enseñase los caminos a base de llevarlo muy toreado y exigirle mucho por abajo en una faena poderosa de un torero que se maneja perfectamente en el registro de toros que humillan y se desplazan como lo hizo este de Zalduendo.

Olivenza (Badajoz), domingo 10 de marzo de 2019. Festejo matinal. Feria del Toro. Toros de Zalduendo, (el 6º como sobrero), correctos de presentación, nobles y de buen juego general. Antonio Ferrera, ovación con saludos y dos orejas; Sebastián Castella, oreja y oreja; Miguel Ángel Perera, oreja y oreja. Entrada: Dos tercios. Saludaron tras parear Valdemoro, Fernando Sánchez, José Chacón y Javier Ambel.