www.aplausos.es

MILÁN

Pepe Luis Vázquez, homenajeado en el Club Taurino Italiano
Ampliar

Pepe Luis Vázquez, homenajeado en el Club Taurino Italiano

“Sigo soñando con torear: no descarto volver en eventos puntuales”, señaló el torero sevillano en un emotivo acto con los aficionados italianos

Pepe Luis Vázquez fue homenajeado por el Club Taurino Italiano en Milán en el transcurso de un acto al que asistieron aficionados de Roma, Turín, Venecia, Florencia, Génova y otras ciudades italianas. El acto fue presidido por Paolo Mosole, presidente del Club, y Sandro Marangoni, quienes moderaron una emotiva tertulia.

El sevillano se mostró orgulloso de la invitación por parte del Club Taurino Italiano “por el mérito que tiene de mantener una afición en un país no taurino, pero sobre todo por su sensibilidad y conocimientos”. El presidente, que agradeció las palabras de Pepe Luis, catalogó al sevillano como “un referente de la escuela sevillana, de la naturalidad y del toreo de arte”.

Pepe Luis recordó sus comienzos, que fueron tardíos ya que “hasta avanzada edad no me decidí a ser torero, pero luego aprendí muy pronto y hasta sorprendí a mi padre por lo fácil que manejaba los trastos en tan poco tiempo”. Hubo recuerdos íntimos sobre su padre. “Me daba muy pocos consejos, me animaba a buscar mi propia personalidad y estilo pero me invitaba a observar mucho a todos los toreros y compañeros, incluso los que no son de mi gusto”.

Preguntado sobre cómo definiría la Tauromaquia, dijo: “La considero como la máxima arte entre las Bellas Artes. Además es un acto de libertad absoluta. Cuando un torero puede expresarse ante un toro en la soledad de un ruedo es el ejercicio máximo de libertad que un hombre pueda experimentar”.

Hablando de toreros de arte o de valor, expresó: “El valor siempre está de moda, pero el arte es superior a todo y queda para siempre”. Y añadió que “el público también es fundamental porque no solo es artista el que crea, sino también el que valora el arte y con su presencia le da vida”.

En lo personal su meta es poder dejar huella en los aficionados. “Sigo soñando con torear: no descarto volver en eventos puntuales”.