www.aplausos.es

REPORTAJE

Miguel Abellán -en la imagen, primero por la derecha- ocupa el puesto número doce de la lista del PP por Madrid, que lidera Pablo Casado. También forma parte de ella Adolfo Suárez Illana -en la foto, junto a Pablo Casado- como número dos.
Ampliar
Miguel Abellán -en la imagen, primero por la derecha- ocupa el puesto número doce de la lista del PP por Madrid, que lidera Pablo Casado. También forma parte de ella Adolfo Suárez Illana -en la foto, junto a Pablo Casado- como número dos.

Toreros en el ruedo de la política

Miguel Abellán, Serafín Marín, Salvador Vega… optan al Congreso en las elecciones generales del próximo 28 de abril

martes 23 de abril de 2019, 12:00h

Cuatro toreros -tres matadores de toros y un subalterno- forman parte de las listas electorales al Congreso que dos partidos políticos -PP y Vox- han presentado de cara a las próximas elecciones generales. Miguel Abellán y Salvador Vega, por los populares, y Serafín Marín y Pablo Ciprés, por la formación de Abascal, son los valientes que han saltado al ruedo electoral para enfrentarse al toro de la política. Junto a ellos un novillero, el vitoriano Daniel Ollora “El Dani”, encabeza la lista presentada por Vox al Senado por Álava cuatro años después de que su nombre figurara en la lista del mismo partido en Vitoria en las elecciones municipales de 2015.

Pero los suyos no son los únicos casos de personajes vinculados al mundo del toro que han dado un paso al frente entrando en política. El matador José Luis Moreno ejerce desde hace años como concejal del PP en Córdoba; Adolfo Suárez Illana, aficionado práctico con alma de torero, se presenta a las próximas generales como número dos del PP por Madrid, siendo esta su segunda incursión en política tras ser candidato del propio PP en 2003 a la Junta de Castilla-La Mancha por Albacete, ciudad a la que está estrechamente vinculado; y Raquel Sanz, viuda del recordado Víctor Barrio, se presenta al Congreso por la circunscripción de Segovia -como número dos- en los comicios del próximo 28 de abril, convertidos ya, definitivamente, en los más taurinos de la democracia.

Para Miguel Abellán, “el único partido que lleva años apostando por los toros de manera seria y comprometida es el PP”. Ahora, el madrileño contribuye al proyecto de Pablo Casado.

ASPIRANTES AL CONGRESO

Miguel Abellán figura como número doce de los candidatos al Congreso por Madrid; Salvador Vega cierra la lista -puesto número doce- por Málaga; Serafín Marín va de número tres en la lista por Barcelona; y Pablo Ciprés, torero de plata retirado, vocal por Aragón de la Unión Nacional de Banderilleros y Picadores Españoles, abre la de Huesca. De los matadores, según indican las encuestas, tanto Abellán como Serafín se encuentran en puestos de salida, por lo que resulta probable que acaben ocupando un escaño cada uno en el Congreso de los Diputados durante la próxima legislatura. Sin embargo, el gesto de incluir a Vega es más bien simbólico, pues por el puesto que ocupa resulta prácticamente imposible que pueda acceder a la Cámara Baja de las Cortes Generales.

Abellán: “No es oportunismo, sino generosidad, solidaridad y valentía. Dar un paso al frente significa implicación, compromiso con España y con las necesidades de los toros, la caza y el mundo rural”

Ninguno de los tres se ha acercado a la política. Ha sido la política la que se ha acercado a ellos. “Recibí la llamada de Pablo Casado y no pude negarme. Para mí es un referente político, un líder total y el recambio que necesita este Gobierno. Le conocía personalmente de antemano y no me costó trabajo decidirme”, expone Abellán, que permanece alejado de los ruedos desde el pasado año por una insuficiencia renal grave. “No me siento político ni mucho menos. Simplemente cargos de responsabilidad en el partido, personas a las que les tengo fe, con credibilidad y palabra para mí, me animaron a dar un paso al frente con el único pretexto de apoyar al toreo y poder mostrar a la sociedad los valores que atesora”, confiesa Vega, que admite: “Elías Bendodo, presidente de la Diputación de Málaga durante muchos años, es uno de los que más ha influido en mi decisión de entrar en las listas”. El torero de Manilva, que se dedica actualmente a gestionar una empresa ajena al mundo del toro, señala que desde que hizo su último paseíllo en 2015 “tenía la pena interior de no haber podido devolver al toro lo mucho que me ha dado; y entrar en política va a permitirme compartir con la sociedad mis vivencias y conocimientos en torno a un mundo al que he dedicado mi vida desde que tenía doce años. Espero mostrar lo mucho que el toreo me ha aportado como hombre”. Por su parte, Serafín Marín, que luchó como pocos contra la prohibición de los toros en su Cataluña natal -no en vano, era el único matador catalán en activo cuando el Parlament consumó el atropello en julio de 2010-, declara: “Tenemos una oportunidad muy buena de lograr que el mundo del toro esté representado y defendido en el Congreso. Va a venirnos bien a todos. Cuando me llamó el propio Santiago Abascal para ofrecerme entrar en sus listas y, con ello, poder defender mejor la Tauromaquia, no pude negarme. Mejor que un profesional no va a defender la Fiesta nadie, sea yo o cualquier otro compañero”.

Vega: “Tenía la pena interior de no haber podido devolver al toro lo mucho que me ha dado. La política va a permitirme compartir con la sociedad mis vivencias y conocimientos en torno a un mundo al que he dedicado mi vida”

Tanto el torero de Usera como el de Montcada i Reixac tienen claro qué papel jugarán en sus partidos de prosperar finalmente su candidatura: “Mi cometido es contribuir a proteger y defender la Tauromaquia, también el mundo rural y la caza, haciendo uso de todas las armas que tengamos a nuestro alcance”, confirma Abellán. “Mi decisión nada tiene que ver con el oportunismo, sino todo lo contrario: es un acto de generosidad, de solidaridad y de valentía. Para mí lo más fácil hubiese sido rechazar la propuesta y dar un paso atrás; así que dar un paso al frente significa implicación, compromiso con España y con las necesidades que padecen los toros, la caza y el mundo rural. La política acierta incorporando a sus partidos a gente de la sociedad civil, con conocimientos de primera mano de esas necesidades y con el aval de su experiencia”, apunta el madrileño; mientras que el espada catalán se muestra en la misma línea de defender no solo la Tauromaquia sino el mundo cinegético y campero: “Son temas que domino. Sé que Vox propone su protección a capa y espada. Si no quisieran defenderlo no me hubiesen llamado”.

Serafín: “La política nos quitó los toros en muchos sitios y la política, con nosotros dentro, debe devolvérnoslos y evitar que puedan volver a arrebatárnoslos”

Vega, por su parte, subraya: “Aquí no estoy para hacer charlas políticas ni convencer a nadie. Estoy para transmitir al partido los problemas y preocupaciones del sector taurino y ayudarle a tomar las medidas que sean más oportunas”; y añade: “Que yo acabe en el Congreso es muy complicado. Mi candidatura, por tanto, representa más bien un guiño al toreo, un paso al frente por parte del partido, que demuestra con ello que no tiene intención de esconderse ni miedo a ser señalado por defender el toreo. Esa valentía es la que me ha decidido a entrar en la lista”.

Serafín Marín -arriba, con Santiago Abascal- va de número tres por Barcelona en la lista de Vox.

SIN NOTICIAS DE LA IZQUIERDA

Desgraciadamente ningún profesional taurino figura en las candidaturas de partidos de izquierda, lo que invita a algunos a encuadrar el toreo en el ámbito exclusivo de la derecha; reducción a todas luces simplista si partimos de la base de que la Tauromaquia, por su propia naturaleza cultural, carece de ideología. Sin embargo, la falta de apoyo al mundo de los toros -cuando no, directamente, el rechazo- que promueve cierta parte de la izquierda ha logrado que a pocos sorprenda la ausencia de gentes del toro en sus listas. “A mí desde luego no me sorprende”, asegura Abellán; “el único partido que lleva años apostando por los toros de manera seria y comprometida es el PP. Ahora Vox también ha incorporado a algún profesional en sus listas, pero la izquierda nunca se ha comprometido de verdad ni se ha pronunciado a favor de los toros, siempre se ha mantenido al margen”. Hablamos del tiempo presente, porque la izquierda -hasta no hace mucho- jamás había tenido esos complejos con los toros, señalamos al torero, que al hilo de la cuestión matiza: “Lo que no debemos es politizar la Fiesta. Una cosa es que determinados partidos hayan decidido apostar por personas que puedan aportar su experiencia a la hora de dirigir sectores como el del toro; y otra que los toros sean de derechas porque haya únicamente partidos de esa ideología que se hayan atrevido a incorporar en sus agendas la defensa de la Tauromaquia. Que quede muy claro que los toros no pertenecen a ningún partido en concreto: no pertenecen a la derecha, tampoco a la izquierda ni al centro. La Fiesta es plural y en ella tienen cabida todos los aficionados, sean de la ideología que sean”.

Abellán: “A la política no puedo aportar una carrera universitaria, pero sí valores como la entrega, la honestidad, la lealtad, el respeto a la jerarquía, el valor a la hora de tomar decisiones... que tampoco están de más en estos tiempos”

“La izquierda en general ha cogido esa dinámica rupturista con el toro”, remarca el torero malagueño. “Son decisiones políticas, de los propios partidos, porque el toreo en realidad está por encima de la izquierda y de la derecha. Lo que resulta evidente es que, al menos hasta ahora, los partidos de derecha son los únicos que están dando un paso al frente sin importar que les señalen y eso, en esta época de tanta confusión y de tantas informaciones distorsionadas, no deja de ser importante. Eso sí, yo no quiero politizar nada, lo único que quiero es aportar. En el momento en que vea que no aporto, me quito de en medio”.

Serafín: “¿Analfabetos los toreros? Yo de leyes o de economía no sé como sabrán otros; pero de mi mundo, del toro y de la caza, sí sé más que cualquier otro diputado”

Serafín Marín coincide con el análisis de sus compañeros: “Hay muchos profesionales de izquierdas en el mundo del toro, lo que ocurre es que los partidos que deberían de representarles -no hablo ya de Podemos, sino del PSOE, fundamentalmente- no se atreven a dar el paso de incorporar la defensa del toreo en sus programas. Son los de derechas los únicos que se significan a favor de la Tauromaquia; y Vox, por cierto, lleva haciéndolo desde su misma fundación, no como el PP…”.

Elías Bendodo, consejero de Presidencia y portavoz de la Junta de Andalucía, ha sido una persona clave a la hora de convencer a Salvador Vega para que forme parte de la lista del PP por Málaga. El torero de Manilva es quien la cierra, figurando en el duodécimo puesto.

PREPARADOS Y SIN COMPLEJOS

Durante las últimas semanas algunas voces -antitaurinas, principalmente- han clamado contra la supuesta falta de preparación de los toreros para desempeñar un buen papel en la política. Abellán, informado de esas opiniones, les responde con la contundencia que le caracteriza ante el toro y en la vida: “A lo largo de veinticinco años de profesión he tenido la oportunidad de conocer a diferentes personalidades, entre ellas infinidad de políticos con diferentes ocupaciones -presidentes, alcaldes, concejales, ministros, diputados…-, y con el tiempo he descubierto que muchos de ellos, sin formación universitaria, han sido excelentes políticos. ¿Por qué? Porque sabían escuchar a sus ciudadanos y velar por sus intereses; porque luchaban por solventar sus problemas, no por generarlos. Yo no puedo aportar a la política una carrera universitaria, que por supuesto no tengo porque desde bien pequeño he vivido por y para el toro, pero sí puedo aportar a la política valores como la entrega sin límites, la honestidad, la lealtad, el respeto a la jerarquía, el valor a la hora de tomar decisiones… que tampoco están de más en estos tiempos. Con esos valores que la profesión me ha inculcado también se puede llegar muy lejos”. Serafín interviene al respecto: “Desde luego de leyes o de economía no sé como sabrán otros; pero de mi mundo, del toro y de la caza, sí sé más que cualquier otro diputado. Cualquiera de los que nos hemos dedicado a la carrera taurina desde los diez, doce o quince años estamos más preparados que nadie para defender la Fiesta. ¿Analfabetos? Para mí en realidad analfabeto es un licenciado en Políticas hablando de toros o del mundo rural sin tener ni idea, por ejemplo. En política cada uno debe estar en su sitio y tratar los temas que conoce a fondo. Aunque no tenga carrera, para el cometido que me ha ofrecido Vox soy absolutamente competente”.

Habla la FTL: "Politizar la Tauromaquia no es sano"

¿Los “fichajes” toreros en las listas de PP y Vox implican una politización de la Tauromaquia ante la que la Fundación Toro de Lidia -FTL- lleva luchando varios años? ¿Afectan estas incorporaciones a la imagen apolítica que se pretende dar del sector? ¿Es peligroso que la derecha patrimonialice el toreo? ¿Acaso no es interesante que, para una mejor defensa de la Fiesta, determinados escaños del Congreso o del Senado estén ocupados por profesionales del mundo del toro? Trasladadas estas cuestiones a la propia FTL, su presidente, Victorino Martín, responde: “Estos “fichajes” toreros son decisiones individuales. Los toreros, banderilleros, ganaderos, empresarios, apoderados… pueden entrar en listas de la misma forma que jueces, artistas o deportistas lo hacen y no por ello convierten a todo su sector en simpatizantes del partido que hayan escogido, sea éste de izquierdas, de centro o de derechas. Si esto fuese así, estaríamos hablando de normalidad social de la Tauromaquia y sí beneficiaría al sector. En cambio -matiza-, en este momento estamos viviendo una politización de la Fiesta. En realidad se está politizando todo. Y eso no es sano. La Tauromaquia no posee ningún color político, pertenece al pueblo. Es cultura popular, es nuestra manera de celebrar. Desde la FTL así lo mostramos y, partiendo de esa premisa, trabajamos con todos los partidos en propuestas que beneficien al mundo del toro. De todos modos, nos ponemos a disposición de todos los toreros que decidan entrar en política para trasladarles las propuestas del sector y que puedan trabajarlas en sus partidos. La Tauromaquia necesita políticas, no ser politizada”.

La hipotética falta de preparación no es el único obstáculo que deberán solventar en el hemiciclo. A día de hoy la política se ha convertido en una trituradora de dignidades, en la que a la mínima saltan a la palestra los trapos sucios de nuestros representantes, sometidos a una sobreexposición mediática y, en algunos casos, a acosos personales intolerables: “A mí no me da miedo”, responde Abellán. “Afronto este reto con todas las de la ley, igual que cuando decidí ser torero. Doy el paso sin ningún temor, sin ningún complejo, no pienso estar escondido, ni muchísimo menos. Por suerte o por desgracia mi vida lleva siendo pública desde que tengo uso de razón y seguro que si tuviese trapos sucios ya los hubiesen sacado. Además, en mi caso no se me conoce solo por mi vida profesional; en determinados momentos mi vida personal también ha sido pública. Mi currículo es intachable”. Serafín añade: “Para empezar, no tengo nada que esconder; pero sí sé que por el mero hecho de ser matadores de toros vamos a estar todos en el punto de mira más si cabe. Pero no tengo por qué tener miedo. Si no me salgo de mi campo, que es el que domino bastante bien, o, dicho de otro modo, si no me meto donde no me llaman, estoy seguro de que todo irá bien”. Por otro lado, Vega declara asumir este desafío “con total naturalidad” y añade que su función, al contrario que la de sus antiguos colegas, va a estar más en la sombra: “No tengo intención de destacar, ni de obtener titulares, tener más seguidores o hacerme fotos para que salgan publicadas. Solo trato de ser el hilo entre el toreo y las personas de mi partido que deben tomar decisiones importantes para el devenir de la Fiesta”.

Vega: “A hijos de compañeros les reprochan lo que hacen sus padres, les dicen que son asesinos y, por tanto, malas personas. Ya está bien de tanta payasada y de tanta sinvergonzonería, esto ya se está yendo de madre. Tenemos que exigir parar todo este circo”

De momento, todos aseguran haber recibido enhorabuenas y felicitaciones por haber decidido encarar esta nueva etapa en sus vidas: “Me han dicho valiente porque saben que no vengo a defender mi figura ni a querer ser protagonista de nada, sino que vengo a velar por los intereses de la Fiesta y de la profesión”, valora Miguel, que revela sobre su futuro en el toreo: “No sé cuándo podré volver a vestir el traje de luces; lo que sí puedo asegurar es que mi entrada en política es firme y con pleno convencimiento”. “Yo sí permanezco en activo -desliza Serafín-. La política va a quitarme tiempo, pero estoy seguro de que voy a poder compaginarla con mi profesión. Con dedicarle la tercera parte que le dedico al toreo, la política estará bien servida conmigo”. Entretanto, Vega, desde su Andalucía del alma, relata: “Estoy centrado en mis negocios y no tengo intención de volver a torear. En cambio sí quiero ayudar al toreo porque escucho y leo muchas noticias que están distorsionadas, que no son reales, y porque tengo compañeros a cuyos hijos les reprochan lo que hacen sus padres, les dicen que son asesinos y, por tanto, malas personas. Ya está bien de tanta payasada y de tanta sinvergonzonería, esto ya se está yendo de madre. Tenemos que hablar claro y exigir parar todo este circo; hacer ver al mundo que somos personas con una profesión increíble y que los toreros tenemos unos valores muy respetables y que lo único que hemos hecho hasta ahora es aportar a la sociedad”.

Serafín Marín: "Aún me supura la puñalada de Albert Rivera"

¿Qué queda de aquella foto del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, saliendo a hombros de la Monumental de Barcelona junto a Serafín Marín? “Queda eso, la foto”, responde dolido el torero. “Rivera me traicionó, me usó y después me tiró. Utilizó mi imagen para sacar votos. Su partido le debe mucho al mundo del toro y él no nos ha devuelto nada ni creo ya que nos lo vaya a devolver. La puñalada por la espalda que me dio aún me sigue supurando”.

Serafín, por otro lado, ha sido noticia recientemente después de que su localidad natal, Montcada i Reixac, haya ordenado retirar del Museo Municipal el mural de personajes ilustres en el que figura el diestro. Su doble condición de matador de toros y candidato de Vox por Barcelona ha forzado la grotesca decisión: “Mi pueblo está gobernado por la CUP, Podemos e Izquierda Unida y dicen que no soy una persona apta para figurar en ese mural. Se lo dicen a quien, precisamente, ha llevado por bandera siempre el nombre de Montcada”. No obstante, aun herido en su orgullo promete dar guerra: “Acciones así duelen, hacen daño, pero van a tener que tragar conmigo hasta que me muera. Es mi pueblo y no voy a renegar de él jamás en la vida. Ni de mi pueblo ni de mis principios”.

Serafín, que lidió el -por ahora- último toro de la historia en la Monumental de la Ciudad Condal, concluye remarcando: “Dicen que el toreo no se tiene que politizar, que el toreo es del pueblo, y es verdad, yo mismo lo he dicho en numerosas ocasiones; pero que al toreo lo han politizado es otra realidad, y no es menos cierto que si lo han politizado tenemos que meternos en el charco con los políticos. La política nos quitó los toros en muchos sitios y la política, con nosotros dentro, debe devolvérnoslos y evitar que puedan volver a arrebatárnoslos. Ahora, con nosotros en el Parlamento, seguro que va a ser más difícil”.

Mazzantini, el precedente antiguo...

Le llamaban el “señorito loco”. Llegó a oficiar de concejal del Ayuntamiento de Madrid y de gobernador civil en Ávila y Guadalajara; un político en toda regla que, con anterioridad, fue uno de los matadores de toros más destacados de finales del siglo XIX y principios del XX. Por otro lado, entre los toreros antiguos famosa es la anécdota que protagoniza Joaquín Miranda, banderillero de Belmonte que llegó a gobernador civil de Huelva “degenerando”, según el Pasmo.

...Morante, el precedente moderno

Dio la cara por Vox en las elecciones andaluzas. Su amistad con el líder de la formación, Santiago Abascal, le ha reportado insultos y pintadas amenazantes en su finca de La Puebla del Río. El sevillano no concurre a las próximas elecciones en ninguna lista, pero, junto a Francisco Rivera Ordóñez y Vicente Barrera, es uno de los apoyos más icónicos del partido.

Fotos: JAVIER ARROYO, PP, ARJONA y ARCHIVO