www.aplausos.es

La página de Manolo Molés

Dos ferias claves en sesión continua

Hay muchos toreros que dependen, como ha sucedido siempre, de lo que ocurra o sean capaces de hacer en ese dueto taurino que se da la mano en mayo y que abarca, nada más y nada menos, que a Sevilla y Madrid. Siempre se ha dicho que Sevilla da categoría y Madrid da contratos. Es cierto pero también es verdad que hay matices. Siempre depende todo de la importancia del toro. Un triunfo en Sevilla con un torito de dulce vale, pero no traspasa fronteras. En cambio, un triunfo con un toro serio (incluso de las ganaderías llamadas comerciales) que tenga trapío, fuerza, casta y emoción sí sube el nivel a la hora de valorarlo. Por tanto, la importancia del toro siempre marca la importancia y trascendencia de lo que se ha hecho. Claro que Sevilla tiene cosas atractivas en lo taurino. No se parece a ninguna otra plaza. Como Madrid tampoco se parece y Valencia y Bilbao y Pamplona y Zaragoza (y seguro que me dejo algunas más) tienen personalidad propia. Pero esa personalidad y esa importancia nace, arranca y es cierta si estamos hablando de una faena con un toro con trapío, con fuerza, con fondo, con casta y al que hay que “ganarle la partida” con una lidia perfecta y un toreo adecuado.

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2171 para todas las plataformas en Kiosko y Más

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2171

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2171 para iPad

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2171 para Android