www.aplausos.es

FERIA DE ABRIL

Detalles de la terna con una floja corrida de Juan Pedro en Sevilla

Valiente esfuerzo de Morante, sabor y distinción de Diego Urdiales -única vuelta al ruedo de la tarde- y pasajes sueltos de Manzanares en un festejo de largo metraje

lunes 06 de mayo de 2019, 13:42h

Fotos: ARJONA

Tarde de bulla y calor con la gente sin poder ocupar sus asientos cuando salió el primer toro, justo de trapío, flojo y totalmente descastado. Morante lanceó con gusto al animal. Se cumplió el trámite en varas y llegó parado y sin recorrido a la muleta. Morante se estiró en dos tandas con la derecha sin poder ligarlos. Abrevió y mató de un pinchazo y una estocada. Silencio.

El segundo fue un toro más rematado y armónico. Buenos lances a la verónica de Diego Urdiales, que repitió en el quite. El toro fue noble, soso y con pocas fuerzas. Urdiales administró bien sus embestidas en una labor con aroma torero sin poder ligar los muletazos. Algunas trincherillas fueron carteles de toros. Acabó con naturales de frente de gran sabor torero. El animal, muy quebrantado, no aguantó más. Mató de una estocada caída y un descabello. Vuelta al ruedo tras leve petición.

El tercero, correcto de presencia, salió con pocos bríos. Manzanares se estiró sin brillo a la verónica. Cumplió en dos varas el de Juan Pedro, que llegó a la muleta algo rebrincado y sin alegría. La faena del alicantino fue de aparente voluntad pero con poco contenido en tandas de pocos pases, alguno enganchado. El animal, que en banderillas prendió sin mayores consecuencias a Jesús González "Suso", acabó aplomado. Tres pinchazos y una estocada precedieron al silencio del público para el matador.

El cuarto fue devuelto por su invalidez tras entrar dos veces al caballo. Morante mostró su enfado con la devolución. El sobrero, del mismo hierro, alto de cruz, salió corretón y con poca fijeza. El de La Puebla dibujó alguna verónica y un recorte precioso. El de Juan Pedro tardeó en varas. Nadie presumía faena notable por parte del torero, que, con gran decisión, se fue a los terrenos de toriles para plantarle cara en una faena básicamente valiente, imposible de ligar por la sosería del animal, pero con muletazos bellísimos, igual que cuando, muy cruzado, se la ofreció por el pitón izquierdo. Faena decidida y valiente, luchando contra la falta de entrega del toro y del viento. Alargó la faena y dibujó alguno por abajo solemne. En un momento dado, Morante pidió a la banda que tocara, algo que no ocurrió. Sonó un aviso antes de entrar a matar, lo que hizo de dos pinchazos, estocada atravesada y un descabello. Saludó desde el tercio y se pitó a la banda.

El quinto, bonito de hechuras, acapachado de cuerna, tuvo pocas fuerzas y fue muy informal de comportamiento. No pudo Urdiales lucirse de capa y realizó una faena larga, voluntariosa, tratando de prolongar un viaje a veces corto, otras muy soso, de forma que surgió algún natural de buen corte sin continuidad. Sufrió algún achuchón sin consecuencias. Mató de pinchazo -el toro le dio un golpe en el abdomen-, pinchazo hondo y dos descabellos. Silencio tras aviso.

El sexto fue otro toro de bonitas hechuras, que salió con más viveza. Manzanares lanceó con buen aire. El de Juan Pedro fue bravo en dos varas bien ejecutadas por Chocolate. El toro fue bueno en la muleta y el alicantino compuso una faena con tandas con la derecha de menos a más, logrando al final acoplarse con mayor ajuste y la reconocida estética del diestro. No hubo una labor tan redonda con la izquierda aunque algún natural fue largo y profundo. Mató de pinchazo y una estocada caída y hubo ovación con saludos.

Sevilla, lunes 6 de mayo de 2019. Feria de Abril. Octavo festejo de abono. Seis toros de Juan Pedro Domecq. El 4º fue devuelto por su invalidez, siendo sustituido por un sobrero de la misma ganadería. Bien presentados salvo el terciado primero. Flojos y descastados con distintos matices. Nobles en general. Fue bravo en varas el sexto, el mejor del envío. Morante de la Puebla, silencio y ovación con saludos tras aviso; Diego Urdiales, vuelta al ruedo tras leve petición y silencio tras aviso; y José María Manzanares, silencio y ovación con saludos. Entrada: Lleno de "no hay billetes". Saludó tras parear al segundo Víctor Hugo Saugar "Pirri" e hicieron lo propio con el tercero Jesús González "Suso" y con el sexto Daniel Duarte y Luis Blázquez.