www.aplausos.es

FERIA DE ABRIL

Entrega de Cayetano, dos vueltas al ruedo en Sevilla

Diego Ventura saludó sendas ovaciones y El Juli no logró reeditar esta vez sus últimos éxitos en la Maestranza

miércoles 08 de mayo de 2019, 18:25h

Fotos: ARJONA

Diego Ventura recibió la ovación del público por su vuelta a Sevilla al comienzo de su actuación. El toro de Los Espartales fue bueno para el rejoneo. Falló el caballero su primer rejón de castigo, pero subió de nivel con la salida de Nazarí, que, a dos pistas, enceló al toro de manera milimétrica. Con Lío quebró bien y con Dólar alcanzó el clamor con el par a dos manos sin riendas. Puso las cortas y falló con el rejón de muerte, que no entró hasta el cuarto intento. Ovación y saludos. Y ovación al toro en el arrastre.

El primero de lidia ordinaria, cómodo de cabeza, fue recibido por El Juli con lances buenos. Tomó dos varas de bravo y derribó a Barroso. Hubo quite de El Juli por chicuelinas y de Cayetano por tafalleras y cordobinas. El toro fue noble y justo de raza, por lo que protestó en la muleta y se paró mucho. Faena de algunos muletazos buenos pero sin unidad, condicionada por la fuerza del viento. Al final alargó su labor con el animal muy apagado. Pinchazo, estocada trasera y siete descabellos. Silencio.

El segundo de lidia ordinaria, terciado y pobre de cara, manseó en los primeros tercios. Tomó dos varas sin emplearse. En medio de un vendaval, y con el toro con querencia a las tablas, Cayetano realizó una faena tan decidida como deslabazada, basada en la mano izquierda, con muletazos meritorios pero de poco mando. Estuvo más de una vez a merced de un animal noble pero sin entrega. Lo sacó al centro y pudo rematar una nueva tanda con la izquierda muy apretada, pero ya se rajó del todo el de Domingo Hernández. Mató de una estocada y hubo petición insuficiente de oreja, por lo que dio una vuelta al ruedo.

El cuarto, segundo para rejones, fue un buen toro. Diego Ventura cuajó una buena actuación. Aunque hubo algún fallo al clavar, puso banderillas sobre Sueño, con el que corrió al animal a dos pistas. Sacó a Bronce y desde una grada le cantaron un fandango que respetó la banda de música. De nuevo colocó un par a dos manos sobre Dólar. También en este toro falló con los aceros, ya que necesitó de un pinchazo, un rejón y tres descabellos. Saludó desde el tercio.

El quinto, segundo de El Juli, toro bien rematado, fue muy castigado en la primera vara. A la salida se dio una costalada. Fue muy bien lidiado por José María Soler, pero llegó a la muleta muy molesto, algo brusco, a la defensiva y reponiendo antes de acabar los pases. El Juli hizo una faena de mucho mérito, tratando de prolongar el viaje, algo que logró a veces animando con su voz al animal, que fue muy informal y poco agradecido. La faena, por ambos pitones y con mucho viento, fue larga. Mató de pinchazo hondo y tres descabellos. Fue aplaudido Julián.

El sexto, bien presentado, fue noble aunque justo de fuerzas. Recibió un fuerte castigo en el primer puyazo. Cayetano comenzó sentado en el estribo y siguió de rodillas por alto. Sin zapatillas, en el centro enjaretó dos tandas con la derecha muy garbosas, aunque desplazó mucho la embestida. Mandó parar a la banda de música, aunque ésta tocó más adelante. Con la izquierda se frenó el toro y hubo apuros. Pinchazo y estocada. Petición leve. Vuelta al ruedo.

Sevilla, miércoles 8 de mayo de 2019. Feria de Abril. Décimo festejo de abono. Dos toros para rejones de Los Espartales (1º y 4º, de buen juego, especialmente el 1º) y cuatro para lidia a pie de Domingo Hernández, terciados 2º y 3º y bien presentados 5º y 6º. De poco juego por su falta de raza y fuerzas, salvo el 2º, bravo y noble. Descastados y sin clase 3º y 5º. Noble sin fuerzas el 6º. El rejoneador Diego Ventura, ovación con saludos en ambos; El Juli, silencio tras aviso y aplausos; Cayetano, vuelta al ruedo tras petición en ambos. Entrada: Lleno.