www.aplausos.es

La Pincelada del Director

Sevilla, la lealtad tuvo premio

Sevilla estuvo a la altura de Sevilla. De su historia, de su significado, de las expectativas que se renuevan cada año. La feria más sevillana de los últimos años acabó siendo la más triunfal. Será el peso de la lógica. También podría titularse “la lealtad tiene premio”. Sevilla o rezuma lujo o no es Sevilla y este año los carteles eran eso. Sumaron muchas figuras y muchas novedades y acabó siendo Sevilla en estado puro. Hubo toros y toreros y el ciclo se convirtió en una sucesión de acontecimientos. Sería bueno que se reconociese sin rubor. Gran feria. No es mejor aficionado aquel que más veces dice no. Esta vez hubo muchos hitos. Tantos que más de un triunfo de interés, Urdiales, Perera, De Justo… se va a quedar aparcado en un injusto olvido. Cuando parecía que se había tocado la gloria definitiva con la ciencia sin límites de El Juli por la Puerta del Príncipe llegaba la convulsión de Roca Rey, la Maestranza clamando la concesión del rabo como hace cuarenta y ocho años cuando Paco Ruiz Miguel le cortó la cola a un miura. Y cuando ese mismo Roca parecía predestinado a ser el gran triunfador, surgió el toreo celestial de Pablo Aguado que conmocionó a todo el mundo, a todos menos a la tele pública que se supone de todos y una vez más hizo mutis en los informativos. Incluso Morante, que se le tenía reservado un papel de artista indolente se arrebató y toreó como sólo está al alcance de su santa voluntad y hasta mató como los mejores estoqueadores, por derecho, muy entregado. Paco Mora me contó que como Martín Agüero, pues como Martín Agüero, arrebatado de torería y hasta es posible que de celos, porque los artistas también se celan cuando alguien se atreve a pisar su jardín y ese mismo día se lo estaban pisando y de qué manera.

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2172 para todas las plataformas en Kiosko y Más

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2172

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2172 para iPad

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2172 para Android