www.aplausos.es

FERIA DE ABRIL

Arriba, el pañuelo de Morante; abajo, los de Cúchares -a la izquierda- y Joselito el Gallo -a la derecha-.
Ampliar
Arriba, el pañuelo de Morante; abajo, los de Cúchares -a la izquierda- y Joselito el Gallo -a la derecha-.

La verdadera historia de Morante y el pañuelo

El sevillano hizo un guiño al toreo antiguo y los antis no han tardado en arremeter contra él

lunes 13 de mayo de 2019, 14:00h

La arrebatadora actuación de Morante del pasado viernes en la Maestranza concluyó con el torero sacando el pañuelo de su chaquetilla y paseándolo toreramente por la cara del toro de Jandilla, herido de muerte tras una estupenda estocada cobrada a ley. A los buenos aficionados la estampa recordó pronto a las tauromaquias más antiguas. La Lidia, cabecera periodística de referencia a finales del siglo XIX, inmortalizó en una de sus clásicas láminas a Curro Cúchares interpretando la escena que recuperó Morante en el coso del Baratillo. Joselito el Gallo, décadas más tarde, hizo lo propio en la vieja plaza de Madrid.

Sin embargo, los antitaurinos, con su habitual inquina e intención, han salido pronto al paso asegurando que lo que el torero de La Puebla realmente hacía no era un simple adorno recuperado de tauromaquias pretéritas, sino secar las lágrimas del toro que caían fruto del supuesto dolor de la lidia.

Los argumentos de los antis son tan delirantes como ridículos. No merece la pena dedicarles más tiempo, convencidos como estamos de la imposibilidad de razonar con quienes igualan los derechos de los niños a los de los animales.