www.aplausos.es

FERIA DE SAN ISIDRO

Mala corrida de Valdefresno en Las Ventas

La terna se estrelló con una descastada corrida que no dio opciones

jueves 16 de mayo de 2019, 18:45h

Fotos: JAVIER ARROYO

Tras el minuto de silencio tributo a Joselito El Gallo apareció un galán de Valdefresno con 600 kilos de romana. Amplio en todos los sentidos. Tremenda cara. Abanto de salida, amagó con saltar al callejón varias veces. El punto mansito se juntó con la debilidad de remos. David Galván estuvo firme y dispuesto, en cuanto pudo acompañó la informal embestida con suma cadencia. Le faltó celo al toro para seguir la franela con ritmo. Quedó el regusto de las formas de Galván. En las manoletinas finales el de Valdefresno le pegó un varetazo en la axila. Pinchó antes de dejar una buena estocada. Aviso.

Acapachado, fino, con longitud de pitón y altote fue el cuarto. Un resbalón de David Galván lo dejó a merced en la cara del toro. Se libró de milagro. Lo paró con profesionalidad Andrés Revuelta. Picado acertadamente por Antonio Muñoz. El toro resultó bronco. David Galván porfió con firmeza y voluntad pero poco pudo hacer. Le molestó mucho el viento. A media altura y sin entrega el toro resultó complicado. Con los aceros no estuvo acertado. Silencio.

Cornalón y muy en el tipo de la casa fue el segundo. Gazapón de salida, no permitió a Juan Ortega lucirse. Tremendo estuvo en banderillas Juan José Trujillo con dos buenos pares. Molestó mucho el viento toda la faena. Ortega se fue al refugio del tendido uno, dónde estaban los papelillos. Los doblones del inicio mostraron que el toro se venía por dentro por el pitón izquierdo. La clase de Ortega se vislumbró en algunos derechazos. El toro venía dormido y no permitió el lucimiento. Se vino abajo en el tramo final. Lo estoqueó con habilidad antes de atascarse con el descabello. Palmas.

El quinto, bajo y corto de cuello. Tuvo gesto montado desde salida. No rompió a embestir en ningún momento. Reservón y bronco llegó al tercio final con violencia. Juan Ortega no se pudo lucir. Lo macheteó con torería aunque faltó enseñar la mala condición del toro. Se atascó con los aceros. Silencio tras aviso.

El tercero, tocado arriba de pitones, tenía plaza en su seriedad. Se dejó torear más de capote que sus hermanos. Con soltura y mando lo saludó Joaquín Galdós. Destacó en banderillas Antonio Chacón, exponiendo mucho. Muchísimas claves tuvo el toro de Valdefresno. El peruano tardó en ver las virtudes: humillación y cierto ritmo en redondo. Es cierto que se quedaba por debajo, especialmente del tercer muletazo en adelante. A la brusquedad respondía perdiendo las manos y violentándose, requirió suavidad. Le cogió el aire por momentos pero no terminó de redondear. La estocada tuvo un efecto fulminante. Saludos.

El sexto cerró una corrida con escasas opciones. Se movió sin clase, soltando la cara y con mal estilo. Joaquín Galdós resolvió con oficio. Lo estoqueó con una media en su sitio. Silencio.

Madrid. Jueves 16 de mayo de 2019. Feria de San Isidro. Toros de Valdefresno y Fraile Mazas, bien presentados y de desrazado juego. David Galván, ovación con saludos tras aviso y silencio; Juan Ortega, palmas y silencio tras aviso; Joaquín Galdós, ovación con saludos y silencio. Entrada: Media plaza. Al finalizar el paseíllo se guardó un minuto de silencio en memoria de Joselito El Gallo.