www.aplausos.es

JUAN IGNACIO PÉREZ-TABERNERO

“Más que un gran ganadero, se marcha un gran amigo”
Ampliar

“Más que un gran ganadero, se marcha un gran amigo”

"El toreo moderno le debe mucho. Ha sido uno de los ganaderos que más ha aportado al toreo actual", defiende el ganadero de Montalvo

martes 21 de mayo de 2019, 17:10h

“Más que un gran ganadero, con Fernando se marcha un gran amigo. Fui amigo de Juan Pedro, lo soy de Borja, como de toda la familia Domecq en general, pero lo cierto es que con Fernando siempre tuve especial trato. Mantuve negociaciones con él, le compré un número determinado de vacas, vi a su lado varios tentaderos en Moheda de Zalduendo y he coincidido con él en muchísimas otras ocasiones. Siento una pena tremenda por su muerte. Nuestro común amigo Daniel Ruiz ha ido contándome el transcurso de su enfermedad y siempre me ha costado digerirla”, señala Juan Ignacio Pérez-Tabernero, ganadero de Montalvo, en el adiós a Fernando Domecq.

“El toreo moderno le debe mucho. Ha sido uno de los ganaderos que más ha aportado al toreo actual. No sé si innovador sería el término adecuado, pero sí creó un tipo de toro que es el que se lidia en la mayoría de plazas en la actualidad: un animal bien proporcionado, fino y con una clase excepcional. El suyo no era el toro tonto, sino el bravo. Además, del bravo al genio hay solo un peldaño y él supo quedarse en el punto exacto, en el ideal, de bravura y nobleza”, señala compungido Juan Ignacio.