www.aplausos.es

FESTIVIDAD DE SAN FERNANDO

Manzanares y El Juli, a hombros en Aranjuez

El alicantino cortó cuatro orejas, seguido del madrileño, con dos; Morante de la Puebla se llevó una de una corrida de Jandilla que lidió un toro, el sexto, premiado con la vuelta al ruedo

domingo 02 de junio de 2019, 17:49h

Fotos: JAVIER ARROYO

Minero abrió plaza y Morante de la Puebla lo recibió con tres verónicas aplaudidas. Tras un puyazo fuerte, vino el quite con cuatro ajustadas chicuelinas. Con la muleta, dos series con la diestra tuvieron empaque, subiendo el tono en otra mejor con la zurda, siempre con la templanza y el gusto como norma. Un pinchazo y una estocada casi entera dieron paso a la ovación.

Pocas esperanzas albergó Morante de salida con el cuarto, más cuando fue el que más castigo recibió. Apoyado en tablas la apertura, que dio paso a una faena corta pero intensa, con muletazos de gran tono y mejor gusto. Torerísimo y torería del de La Puebla, que remató la faena con una casi entera desprendida, a lo que el público demandó la oreja que el diestro paseó con su peculiar estilo.

El toro primero de El Juli tomó un puyazo suficiente y Julián hizo un precioso quite por lopecinas. Luego, en la muleta, tras el brindis al Rey igual que hizo Morante, el madrileño fue construyendo poco a poco al toro hasta conseguir series templadas por los dos pitones, con remates finales que dieron paso a un pinchazo y una estocada que tiró al toro, consiguiendo la oreja que le pidieron con fuerza.

El Juli esperó a que atendieran a una mujer que se desmayó en el tendido y hasta que se repuso no dejó salir a su segundo toro. El quinto, Indiano, era el de mayor peso del encierro. De salida hizo concebir esperanzas ya que Julián lo lidió y midió bien en un quite por chicuelinas. El presagio se cumplió en la muleta con un Julián dominador, lúcido y arrebatador. Mejor el toreo en redondo, tocando y pulseando la embestida de Indiano. Los adornos finales pusieron al público en pie. Pinchazo y estocada que el usía dejó en una sola oreja, aunque el público pidió con fuerza la segunda.

El tercero, de nombre Julepe, fue recibido por Manzanares con verónicas despaciosas, midiendo las fuerzas de su enemigo, que tomó un puyazo corto. Brindó la muerte del toro al Rey Juan Carlos I. El inicio de faena fue una serie in crescendo con la diestra rematada con un precioso pase de pecho. Y luego otra buena por la izquierda seguida de una serie de cuatro derechazos abrochados con un pase de pecho monumental. Faena de menos a más llena de gusto y sabor rematada con una estocada desprendida que tiró al toro sin puntilla, cortando las dos orejas.

El sexto resultó el mejor del encierro aunque el nombre, Horroroso, no era el apropiado para un toro que embistió bien al caballo de Francisco María, que cobró un gran puyazo ovacionado por el público. El alicantino vio rápido la clase del toro y construyó una faena maciza, redonda y con pases de gran tono. Una serie con la zurda, con naturales largos y cadenciosos, levantó al respetable de los apretados asientos de Aranjuez. Toda la faena de Manzanares estuvo ligada, haciendo las cosas despacio y con torería. Aunque la espada cayó baja, el usía concedió las dos orejas del buen sexto, premiado con la vuelta al ruedo.

Aranjuez (Madrid). Domingo, 2 de junio de 2019. Festividad de San Fernando. Toros de Jandilla, manejables y muy buenos. El sexto, Horroroso, nº 29, negro, de 507 kilos, nacido en 11/13, fue premiado con la vuelta al ruedo. Morante de la Puebla, ovación con saludos y oreja; El Juli, oreja y oreja con fuerte petición de la segunda; José María Manzanares, dos orejas y dos orejas. Entrada: Lleno. El Rey emérito Don Juan Carlos I presenció la corrida junto a su hermana Doña Pilar y la Infanta Doña Elena.