www.aplausos.es

PROTAGONISTA.- DAVID DE MIRANDA

La revelación de San Isidro
Ampliar
(Foto: Javier Arroyo)

La revelación de San Isidro

No le amilanó el viento ni el imponente escenario venteño lleno hasta los topes, tampoco los compañeros ni el formidable trapío del toro de Madrid, ni tan siquiera la imperiosa necesidad de triunfar, con toda la España taurina siguiendo el festejo por televisión. Evadido de todo ello, se fue a los medios, colocó la muleta y el corazón por delante, asentó las zapatillas, se ajustó las embestidas una y otra vez con máxima quietud y combinó todo eso con un aplomo y una serenidad impropios en quien lleva todavía un corto bagaje como matador y termina de superar una lesión que a punto estuvo de dejarle postrado para siempre en una silla de ruedas. Su entrega y convencimiento fueron cruciales, su decisión y compromiso, también; como la suerte de que le saltara un toro bravo en el día D y a la hora H. Era la justa recompensa a quien ha dado tanto por su profesión. ¡Qué grande es el toreo!

- “No sé si esto me cambiará la vida, pero mi temporada al menos sí ha dado un giro. Necesitaba meter cabeza en la baraja de los jóvenes. Sabía que era mi tren y me montaba o...”

- “El toreo es mágico, un arte único. Es tan bonito y especial que un año puedes vivir la tragedia y al otro, la gloria. Y al contrario. Todo eso hace única a esta profesión”

- “Tiré la moneda en cada tanda. Había que apostar en todo momento, pero un torero en mi situación lo que tiene que hacer es precisamente eso: apostar. Yo lo hice y... gané”

Lea AQUÍ la entrevista completa en su Revista APLAUSOS Nº 2175 para todas las plataformas en Kiosko y Más

Lea AQUÍ la entrevista completa en su Revista APLAUSOS Nº 2175

Lea AQUÍ la entrevista completa en su Revista APLAUSOS Nº 2175 para iPad

Lea AQUÍ la entrevista completa en su Revista APLAUSOS Nº 2175 para Android