www.aplausos.es

MADRID

García Padrós: “Coordinamos todo porque sabíamos que era muy fuerte”
Ampliar

García Padrós: “Coordinamos todo porque sabíamos que era muy fuerte”

El doctor explica cómo intervinieron a Román nada más llegar a la enfermería y cómo, tras estabilizarlo y ligar las venas, le derivaron al hospital para una segunda intervención donde se operó la arteria femoral que estaba seccionada

lunes 10 de junio de 2019, 16:48h

El doctor Máximo García Padrós ha visitado esta mañana en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital San Francisco de Asís a Román junto al doctor Gandarias, jefe del equipo vascular de dicho centro hospitalario. El cirujano jefe de la plaza de toros explica que "todo va según lo previsto" a pesar de la segunda intervención de urgencia. "Román está estable, que es lo más importante de todo, tiene buen pulso en la pierna y hemos comprobado que mueve el pie, lo cual es una buenísima señal. Los drenajes han funcionado, la herida muscular está bien y la vascular tiene riego, así que, aunque aún es muy pronto, las noticias son halagüeñas", ha señalado.

Sobre el momento de la cornada, el cirujano de la Monumental madrileña asegura que "enseguida advertimos que era muy fuerte, cuando entró en la enfermería le cortamos el traje inmediatamente y, al comprobar que la hemorragia era venosa, le aplicamos un torniquete por debajo de la herida para cortar el borbotón de sangre".

A continuación, el equipo de García Padrós intervino ligando vasos y tratando los destrozos musculares. Después decidieron delegar en los vasculares del hospital para para estudiar y arreglar la femoral: "Enseguida le estabilizamos y, a pesar de la cantidad de sangre que perdió, no tuvimos que hacerle ninguna transfusión, pero al ver que la femoral estaba muy tocada decidimos derivarle a toda prisa al hospital porque ya preveíamos que iba a tener que pasar otra vez por el quirófano. Coordinamos todo con el equipo del doctor Gandarias", apostilla.

En el hospital se le hizo un AngioTAC en el que se detectó la trombosis que bloqueaba el tejido dañado de la arteria. A partir de ahí fue el doctor Andrés Reyes quien intervino al torero durante más de dos horas en una exitosa operación.