www.aplausos.es

INVITADO EN "AQUÍ, EL TOREO"

Antonio Miura: 'Por las reacciones de Tahonero, parece que no esté lidiado'
Ampliar
(Foto: Eva Morales)

Antonio Miura: "Por las reacciones de Tahonero, parece que no esté lidiado"

El ganadero del hierro sevillano muestra su satisfacción tras el indulto del pasado sábado en Utrera y explica el estado actual del toro, que ya se encuentra en Zahariche

jueves 27 de junio de 2019, 10:00h
El pasado sábado se dio un doble acontecimiento en Utrera: la ganadería de Miura debutaba en la localidad y, cosas del toro, Manuel Escribano indultaba el primer astado en la historia del legendario hierro sevillano.

“Fue bonito debutar en Utrera, y también hay que tener en cuenta que era allí donde estaba antes la ganadería de Cabrera, y una parte de nuestra ganadería es Cabrera. Un toro cuyos antepasados han estado en tierra de Utrera y por cuyas venas fluye sangre de Cabrera; que haya sido en esta localidad el primer indulto de la ganadería le da un punto más a la historia”, cuenta Antonio Miura, ganadero del hierro, que pasó este martes por los micrófonos de “Aquí, el toreo”, de la 99.9 Valencia Radio.

Tahonero, así se llama el toro, herrado con el número 42, nacido en enero de 2015 y de 570 kilos de peso, fue, en palabras del ganadero, “un toro muy bravo, a mí me encantó. Había que estar muy firme y muy consciente porque si no, podía echarte mano. Había que estar con los cinco sentidos y haciéndole las cosas bien”, recuerda Antonio Miura. El astado ya se encuentra de vuelta en Zahariche, donde se le recordará por siempre como un toro que hizo historia. “Lo curamos el lunes por la mañana y hoy -por el martes- estaba el toro muy bien. Parece que no está lidiado. Yo no tengo la costumbre de ver toros indultados porque este es el primero, pero sus reacciones me han extrañado. Lo ve uno y, porque tiene la sangre, que si no lo subo a un camión mañana, lo lidian y nadie sabe si se ha lidiado o no”, cuenta Antonio Miura, quien ve todavía en él la bravura que mostró el animal en el ruedo desde el principio hasta el final. “En el campo ha sido un toro normal. Es un toro bonito, muy bien hecho, negro. En el tentadero del campo fue bueno como muchos”.

La próxima parada de Miura es la Feria de San Fermín de Pamplona, en la que lidiará, como de costumbre, en el cierre de feria del 14 de julio. “Son muchos años lidiando en Pamplona. Siguen confiando en nosotros e intentamos ir siempre con la máxima ilusión e intentando que salga lo mejor posible”, afirma el ganadero.

“FUE UN TORO EXIGENTE”

En las manos de Manuel Escribano logró Tahonero el máximo reconocimiento para un toro. “Fue bravo, bueno, pero exigente. Pedía firmeza, que lo llevases toreado, que lo remataras con cada muletazo, y luego el toro estuvo siempre pidiendo pelea. Había que estar firme, metido con él y muy concentrado para que no te pudiera y poderlo torear bien”. Así lo recuerda el torero de Gerena, quien también pasó por el programa.

El sevillano se enfrentaba a una cita muy exigente menos de un mes después del duro percance que sufrió en la Feria de San Isidro. “Me faltó fondo”, reconoce. “Lo que he hecho este fin de semana, reaparecer tras la cornada de Madrid, ha sido de récord. No es nada normal”, asegura, y concluye: “He realizado mucho esfuerzo en el fisio con el preparador. Le hemos dado caña y he pasado mucho dolor para llegar a Utrera, que era lo que yo quería”.

ESCUCHE LA ENTREVISTA COMPLETA A PARTIR DEL MINUTO 30:00