www.aplausos.es

FERIA DE SAN IGNACIO

Curro Díaz y Ginés Marín, a oreja por coleta en Azpeitia

El de Linares cuaja una faena deliciosa mientras que el jerezano, que debutaba en esta plaza, toreó con temple y buen gusto al segundo; Ángel Téllez saludó sendas ovaciones en su presentación

viernes 02 de agosto de 2019, 18:41h

Fotos: JAVIER ARROYO

Curro Díaz saludó una ovación tras pasaportar al primero de la tarde, un toro desconcertante, que no ayudó al de Linares. Estuvo muy firme el torero, queriendo en todo momento, con sinceridad y mucho corazón. En un muletazo por el pitón derecho, el toro le volteó de fea manera. Se levantó con la taleguilla rota y dolorido. Mató de una gran estocada antes de pasar a la enfermería por su propio pie. Todo quedó en un fuerte golpe en la pierna.

Ginés Marín, que debutaba en esta plaza, sorteó por delante un buen toro de Salvador Gavira García y ante él cuajó una faena despaciosa, de buen gusto, ligazón y temple. Se lo pasó cerca Ginés Marín. Mató de un pinchazo y una estocada, siendo reconocido con una oreja.

Ángel Téllez, al igual que Ginés Marín, se presentaba en Azpeitia y lo hizo frente a un toro de mucha clase aunque le costaba romper hacia adelante. El toro tuvo un notable fondo y Téllez se lo sacó en un actuación de buen argumento técnico y muy asentada. Tiró del toro con temple y buen pulso, pinchando en varias ocasiones, lo que dejó todo en una ovación.

La faena de Curro Díaz al que hizo cuarto fue deliciosa. El toro desarrolló clase en su embestida y el de Linares cuajó una actuación de mucha ligazón, estética y donosura, toreó para él. La faena tuvo calidad y muchas exquisiteces, con muletazos a cámara lenta. Remató de una estocada y paseó una oreja.

Ginés Marín no anduvo afortunado con la espada frente al quinto, un toro que fue a menos y no terminó de emplearse nunca. El jerezano, que brindó la faena a nuestro compañero Barquerito, cumplió en una labor que no pasó a mayores.

El toro que cerró plaza se aplomó y se paró pronto. Ángel Téllez se mostró por encima de las condiciones de su oponente en una faena de largo metraje en la que le buscó constantemente las vueltas. Mató de un pinchazo y una estocada, y saludó una ovación.

Azpeitia, viernes 2 de agosto de 2019. Toros de Salvador Gavira García, bien presentados, corrida con clase pero a la que le faltó fondo y un punto más de raza. Curro Díaz, ovación con saludos y oreja; Ginés Marín, oreja y silencio tras aviso; Ángel Téllez, ovación con saludos y ovación con saludos tras aviso. Entrada: Más de tres cuartos de plaza.