www.aplausos.es

Leer una noticia

El okupa en su propia tierra

En una playa de Cai me encontré con una frustración y una contradicción. Las saludé a ambas con el saludo con el que se saluda a lo que se quiere que se vaya: que me alegro de verte, “adió”. Abriendo la boca para hablar, vino un golpe de arena y la tierra fina se metió hasta el paladar. La frustración, en lugar de irse, se quedó porque, entre otras cosas, el forastero soy yo y ella es nativa. La contradicción se llegó a introducir hasta el esófago del alma. Les explico.

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2184 para todas las plataformas en Kiosko y Más

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2184

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2184 para iPad

Lea AQUÍ el artículo completo en su Revista APLAUSOS Nº 2184 para Android