www.aplausos.es

EL PUERTO DE SANTA MARÍA

Reaparición de Ponce en tarde de Fantasía

El valenciano indulta al cuarto toro y sale a hombros junto a José María Manzanares en una tarde de interesante contenido en la que se lidió una buena corrida de Juan Pedro Domecq

sábado 10 de agosto de 2019, 20:00h

Fotos: ARJONA

Tras el paseíllo el público obligó a Enrique Ponce, que vestía el terno blanco y azabache con el que sufrió la lesión de rodilla en Valencia, a saludar una ovación que compartió con sus compañeros de terna.

El primero fue un toro con fondo y encastado. Ponce brilló con el capote, especialmente en un quite en los medios a pies juntos. La faena tuvo buenos pasajes, especialmente por el lado derecho y los remates de pecho de pitón a rabo. Las poncinas finales fueron perfectas. Mató de media estocada atravesada. Como nota curiosa, durante la faena, la banda de música interpretó la banda sonora de La Misión.

Enrique Ponce firmó una página de la historia de esta plaza al indultar al cuarto de la tarde, de nombre Fantasía, herrado con el número 106, de pelo castaño, que fue excepcional para la muleta. Ponce lo recibió a pies juntos, rematando con chicuelina y revolera. La faena del valenciano fue creciendo en intensidad a la par que la embestida del juampedro. Las tandas con la diestra fueron inconmensurables, pero el momento álgido llegó al natural. Todo fue un dechado de belleza e inteligencia y la profundidad del trasteo levantó al público de sus asientos. Un Ponce entregado en cuerpo y alma dio una lección magistral demostrando que está perfectamente recuperado y en plena madurez. El toro volvió a los corrales bajo los acordes del Concierto de Aranjuez.

Morante de la Puebla recibió al segundo de la tarde con lances apretados. El toro recibió un puyazo larguisímo que luego acusó. En banderillas persiguió a José Antonio Carretero, que cayó de fea manera al callejón, pasando a la enfermería. El animal llegó aplomado a la muleta y Morante dejó destellos en una faena intermitente que no tomó vuelo. El quinto manseó en el caballo. Morante le dio algún lance suelto pero con la muleta no lo vio claro y optó por abreviar escuchando una bronca monumental.

Manzanares cortó la primera oreja de la tarde. El de Juan Pedro Domecq empujó y derribó en varas y se movió alegre en banderillas. Se desmonteró tras parear Suso. La faena de Manzanares tuvo excesivas pausas, pero sacó todo lo que tenía el astado. Tuvieron mejor son las tandas sobre la mano derecha. Mató de una estocada perfecta que le valió la oreja.

El alicantino puso el colofón a una interesantísima tarde de toros. Manzanares realizó una faena de su consabido corte clásico, con muletazos de gran hondura en la que consiguió coger el ritmo a la obediente embestida del toro. Mató de otro estoconazo y cortó una oreja.

El Puerto de Santa María (Cádiz). Sábado 10 de agosto de 2019. Temporada de Verano. Toros de Juan Pedro Domecq, muy bien presentados y de buen juego en general. El 4º, de nombre Fantasía, herrado con el número 106, de pelo castaño, indultado. Enrique Ponce, ovación con saludos y dos orejas simbólicas, Morante de la Puebla, ovación con saludos y bronca, José María Manzanares, oreja y oreja. Entrada: Lleno. José Antonio Carretero fue atendido de un esguince de tobillo, pendiente de estudio radiológico. Se desmonteró tras parear al 3º, Suso.