www.aplausos.es

FERIA DE AGOSTO

Apoteosis de Ginés Marín y Santiago Domecq en Dax

Torero y ganadería jerezana, que corta dos orejas y lidia un toro de vuelta al ruedo, respectivamente, cierran por todo lo alto el abono

domingo 18 de agosto de 2019, 18:13h

Fotos: ROLAND COSTEDOAT

Juan Ortega fue aplaudido tras pasaportar al primero, un toro encastado y con fijeza ante el que Juan Ortega no acabó de encontrar ni la distancia ni el ritmo. El de Santiago Domecq resultó exigente y, además, se quedó muy crudo para el último tercio, acostándose una y otra vez, especialmente por el pitón izquierdo. Abrevió el sevillano, que mató de estocada desprendida.

El cuarto, basto de hechuras, entró dos veces en bravo al caballo. Juan Ortega anduvo dubitativo con el toro, dejando únicamente detalles de buen gusto como una trincherilla o un molinete garboso, pero sin hilvanar faena alguna. Pasó prácticamente inédito, siendo silenciado.

El que hizo segundo, bajo, astifino, fue puro nervio de salida. Bravito en el caballo, el toro atesoró mucho carácter y temperamento. Álvaro Lorenzo se dobló de salida con él, saliéndose a los medios para dibujar muletazos de mérito. El toledano supo dominar al final la encastada embestida del toro. Mató de una estocada casi entera y paseó una oreja.

Álvaro Lorenzo se mostró muy dispuesto con un quinto largo y atacado de kilos. Entró dos veces al caballo, resultando complicado en el último tercio. No se lo puso fácil al toledano, que le buscó las vueltas sobre ambas manos. Esfuerzo de Lorenzo, que anduvo mal con los aceros.

Ginés Marín saludó una ovación tras pasaportar al primero de su lote, un toro bien hecho y armado que fue a su aire y de manera desordenada durante la lidia. Costó trabajo fijarlo. Cumplió en el caballo y en la muleta se mostró corretón, sacando las dificultades propias de la casta. No permitió ninguna duda. Ginés Marín, que toreó en una muy buena serie al natural en la apertura, le echó arrojo y valor, especialmente en el epílogo de su actuación.

La apoteosis de la tarde y de la feria llevó la firma de Ginés Marín. El sexto completó el muy encastado encierro de Santiago Domecq. Éste, además, tuvo extraordinaria fijeza, calidad, movilidad y transmisión. El toro ya mostró sus cualidades en el primer tercio, empleándose con bravura en dos encuentros con el caballo. El jerezano cuajó una faena redonda, completa, toreando sobre ambas manos. Muy macizo todo lo que hizo Ginés Marín, que llevó siempre toreado a su oponente. Los pases de pecho, de pitón a rabo, fueron cumbres. Hubo redondos sensacionales dentro de una obra de gran conjunción en la que entendió perfectamente al toro. Coronó su actuación de una gran estocada, siendo premiado con las dos orejas. Gran toro y gran torero. El de Santiago Domecq recibió los honores de la vuelta al ruedo póstuma.

Dax (Francia), domingo 18 de agosto de 2019. Toros de Santiago Domecq, muy bien presentados, bravos en el caballo, corrida encastada, exigente, con movilidad. El sexto, el mejor del envío y de la feria, bravo, Habla Claro de nombre, número 29, nacido en 02/15, de 510 kilos, castaño, fue premiado con la vuelta al ruedo. Juan Ortega, palmas y silencio tras aviso; Álvaro Lorenzo, oreja y silencio tras dos avisos; Ginés Marín, ovación con saludos y dos orejas. Entrada: Lleno.