www.aplausos.es

MADRID

Maxime Solera puntúa en Madrid

El francés dejó una valentísima imagen en su presentación ante una importante novillada de Dolores Aguirre

domingo 18 de agosto de 2019, 19:17h

Maxime Solera recibió al segundo en los medios con el capote a la espalda. El de Dolores Aguirre se quedó por debajo sin desplazarse. Pese a los recortes del inicio, desarrolló nobleza. Empujó en varas. El francés empezó doblándose con él, en el segundo, por el pitón derecho se le vino derecho. Después, demostró valor aguantando parones y miradas. La faena fue larga, exigente por abajo. El de Dolores Aguirre respondió con obediencia. La estocada, con la izquierda, cayó baja y saludos.

A punto estuvo Solera de cortar una oreja al encastado quinto novillo de Dolores Aguirre. Dio una vuelta al ruedo tras una valentísima actuación: recibió al novillo a porta gayola, casi en los medios, después lo recogió por verónicas. El utrero, astifino, montado y con nervio desde salida fue un examen constante. Tras empujar en el caballo fue muy pronto en banderillas. A los medios se fue el francés, el violento galope le acompañó una serie de derrotes en el embroque. Cuando la inmolación parecía inminente, Solera logró llevarlo largo. A base de tragarle fue consiguiendo meterlo en el canasto. A base de firmeza y disposición suplió la técnica necesaria. El encastado novillo fue a más. Solera no volvió la cara. La estocada en lo alto provocó la petición de oreja.

José María Hermosillo mostró muy buena actitud con el serio tercero. Un castaño chorreado con rizos de toro. Se emplazó de salida y el mexicano no tuvo inconveniente en ir a pararlo. Empujó con bravura el novillo en el caballo. Fue probón pero embistió con transmisión. Lo aprovechó con mucha disposición el hidrocálido que supo llevar con mando la profunda embestida. Fueron tres tandas de mucha exposición antes de una voltereta fuerte. Se recompuso y cambió ya la condición del novillo, más orientado. Pinchó antes de una estocada pescuecera.

Muy fuerte fue el sexto, cuajado de los cuartos traseros, largo, con la cara colocada. Asustaba mucho y por eso resultó muy sangrado en el caballo. Dos puyazos largos y fuertes. En los inicios de la faena de José María Hermosillo se vio la falta de raza. También su mal estilo en dos gañafones feos. Se echó hasta en tres ocasiones acusando los fuertes puyazos y su condición. Hermosillo lo mató con habilidad tras un pinchazo.

El primer novillo de Dolores Aguirre resultó demasiado suelto en los primeros tercios. No se picó bien y el segundo tercio fue un desastre de pasadas y capotazos sin sentido. Mario Sotos se dio cuenta que el novillo se venía con prontitud y pasaba con bondad a media altura. Fue un novillo con opciones en una faena demasiado plana. La espada cayó demasiado trasera por lo que tuvo que descabellar.

El cuarto fue otro novillo serio y hondo de Dolores Aguirre. Muy abanto de salida, derribó al caballo y se formó un desorden en la lidia llena de mantazos. Una vez centrado el novillo, humilló con cierta codicia. Sotos no encontró las teclas en otra faena sin mucho contenido. El novillo terminó perdiendo celo. Mató de un bajonazo tras un pinchazo.

Madrid, domingo 18 de agosto de 2019. Novillos de Dolores Aguirre, bien presentados y de juego interesante. Mario Sotos, silencio y silencio; Maxime Solera, saludos y vuelta al ruedo ; José María Hermosillo, saludos tras aviso y silencio. Entrada: Menos de un cuarto.