www.aplausos.es

FERIA DE LA VIRGEN DE LOS REMEDIOS

Cumbre de El Cid con un gran Baratero en Colmenar Viejo

El sevillano, tres orejas, abre la puerta grande en su adiós a esta plaza tras cuajar a un extraordinario toro premiado con la vuelta al ruedo

domingo 25 de agosto de 2019, 18:43h

Buen ambiente en los tendidos de La Corredera para el segundo festejo de su feria de Los Remedios. Una ovación obligó a El Cid a saludar en su despedida de esta plaza cuando terminó el paseíllo.

La primera oreja de la tarde la cortó Manuel Jesús "El Cid", que se mostró muy templado con el terciado segundo. Se tapaba por la cara. Un toro con buena clase aunque sin poder. Trató de torearlo muy despacio con el capote. Tras brindar la faena al público, buscó llegarle mucho al toro para tirar con mimo de la embestida. Al tercer muletazo se quedaba corto por su contado poder. Hubo naturales largos, ceñidos, de mucho pulso. La estocada cayó trasera. Paseó una oreja.

El quinto mostró una humillación tremenda desde que salió por chiqueros. Todo para el toro lo hizo El Cid, que lo embebió en su capote. A punto estuvo de derribar a Espartaco en el caballo. En banderillas alcanzó con violencia a Lipi contra las tablas. Varios derrotes destrozaron la taleguilla del sevillano, que fue trasladado a la enfermería. El Cid inició la faena por abajo. El toro respondió con fijeza, humillación y transmisión. El sevillano lo cuajó por los dos pitones, toreando despacio y con profundidad. La faena fue el resultado de la entrega del toro y del torero. Baratero de nombre, como aquel con el que hizo historia Andrés Vázquez en Las Ventas, fue un torrente de bravura. Importante obra del torero de Salteras para despedirse de Colmenar Viejo. La plaza se tiñó de blanco llena de pañuelos hasta las dos orejas. Se le dio la vuelta al ruedo al extraordinario toro de Adolfo Martín.

Muy rápido concluyó el primer capítulo. El primer toro de Adolfo Martín tuvo un buen pitón izquierdo. Curro Díaz, en una labor brindada al público, buscó la colocación y el buen toreo de uno en uno. Le molestó el viento. Antes de la estocada fulminante hubo naturales brillantes.

Al cuarto, cárdeno claro, le faltó un punto de cuajo pero fue un toro serio por delante. Mostró debilidad en los cuartos traseros, por lo que fue protestado. Pareció recuperarse pero en el inicio de faena de Curro Díaz se cayó de mala manera. Fue difícil remontar el ambiente hostil por la debilidad de patas del adolfo. Curro le dio sus tiempos y lo cuajó especialmente por el pitón derecho. La falta de fuerza condicionó todo aunque hubo momentos de importante estética. La estocada cayó baja.

El tercero, de buenas hechuras, de desplazó de salida en los capotes. Ángel Sánchez compuso con buenas maneras y dejó una torera media verónica. Brindó la faena a El Cid. El toro resultó reservón aunque embistió con codicia. Sánchez estuvo muy firme, tragando cuando así lo exigió el ejemplar de Adolfo Martín. No estuvo acertado con la tizona, emborronando la buena imagen dada.

Cerró la tarde un amplio y serio toro, ancho de sienes y veleto. Ángel Sánchez lo recibió con decisión. El inicio de faena, tras brindar al público, tuvo importancia por la transmisión del toro, al que le faltó entrega en el resto de la faena. Sánchez estuvo asentado, quiso torear con la mano izquierda con buen trazo. El de Adolfo embistió a media altura. Los doblones finales ganándole la cara tuvieron mérito. Tras media estocada se atascó con el descabello.

Colmenar Viejo, domingo 25 de agosto de 2019. Toros de Adolfo Martín, bien presentados, de juego desigual, nobles en su conjunto. El quinto, Baratero de nombre, número 45, nacido en 02/15, de 589 kilos, cárdeno bragado, extraordinario, premiado con la vuelta al ruedo. Curro Díaz, ovación con saludos y ovación con saludos con división de opiniones; El Cid, oreja y dos orejas; Ángel Sánchez, silencio tras aviso y silencio tras aviso. Entrada: Casi media plaza. El público obligó a saludar a El Cid tras romperse el paseíllo. Saludaron tras parear Curro Robles, en el segundo, e Iván García y Fernando Sánchez, en el tercero.