www.aplausos.es

FERIA DE PEDRO ROMERO

Pablo Aguado, genial con el capote, a hombros en la Goyesca de Ronda

El sevillano corta una oreja del cuarto y dos del sobrero que regaló; Morante de la Puebla pasea un trofeo del segundo de su lote

sábado 31 de agosto de 2019, 18:11h

Fotos: ARJONA

Gran ambiente en la plaza y algo inferior fuera del coso al no coincidir la LXIII goyesca con la feria de Pedro Romero.

El primero de Juan Pedro Domecq fue un toro terciado que fue dócil, con poco fuelle y escasa acometividad. Morante lanceó de manera airosa a la verónica y realizó un faena corta en la que sobresalieron un trincherazo y una buena tanda de naturales. Mató de pinchazo y media caída.

El tercero fue un juampedro cómodo de cara y bonito de hechuras. Se lució Morante con el capote y en un quite por chicuelinas. El toro fue noble y el de La Puebla compuso una faena bellísima, cimentada en un comienzo con estatuarios, un molinete y el de pecho. Tres tandas de derechazos a cámara lenta, otra de naturales con uno excelente de pecho. Hubo adornos variados, con mención especial de un kikirikí enorme. La faena desprendió torería por todas partes. Un pinchazo y una estocada. Oreja tras un aviso.

El quinto fue un toro sin raza ni clase. Morante estuvo muy bien a la verónica. Raúl Ramírez saltó con la garrocha. El toro llegó sin vida al final, parado y sin humillar. Mató de tres pinchazos y una estocada atravesada que asomó por el lado.

El segundo fue un toro alto de agujas pero basto de hechuras. Pablo Aguado se lució a la verónica con lances muy armónicos. Llevó al toro al caballo con un bonito galleo por chicuelinas. Saludaron en banderillas Iván García y Pascual Mellinas. El de Juan Pedro se hundió en la muleta por su endeblez de cuartos traseros, de forma que solo pudo instrumentarle algunos derechazos suaves antes de que dejara de embestir. Mató de dos pinchazos y se echó el toro.

Pablo Aguado armó un alboroto en las verónicas del saludo al cuarto. No se puede torear más despacio ni jugar los brazos con más cadencia. Lo había recibido con una larga cambiada en el tercio. La faena fue insistente ante un animal noble de escaso fondo, al que sacó naturales muy buenos sin poder ligarlos. Siempre por encima del toro, algunos de pecho fueron de calidad. Mató de media trasera y paseó una oreja.

El sexto fue un toro inválido y descastado que se cayó en la faena varias veces. Aguado dio un curso completo de toreo con el capote con once verónicas y dos medías enormes. Le brindó el toro a Morante. No pudo realizar una faena como tal porque el toro no embistió y se cayó varias veces. Mató de pinchazo y estocada. Silencio.

El sobrero de Garcigrande fue noble y flojo. Toreó bien con el capote Aguado. El toro se derrumbó en los comienzos de la faena, pero Aguado lo fijó y logró muletazos enormes por la lentitud y la cadencia de los mismos, sobre todo los que instrumento con la izquierda, perfectos y de buen gusto. Mató de una estocada. Dos orejas.

Ronda (Málaga), sábado 31 de agosto de 2019. 63ª Corrida goyesca. Toros de Juan Pedro Domecq, flojos y descastados. El primero, sin fuelle; inválidos el segundo y el sexto; nobles el cuarto y el quinto; y uno de Garcigrande (7º sobrero de regalo), noble y flojo. Morante de la Puebla, silencio, oreja tras aviso y silencio; Pablo Aguado, ovación con saludos, oreja, silencio y dos orejas en el sobrero de regalo. Entrada: Lleno de “No hay billetes”. saludaron tras parear al segundo Iván García y Pascual Mellinas.