www.aplausos.es

HERIDO MUY GRAVE EN BAYONA

Galdós pasa la noche con dolores y sin fiebre

El parte facultativo emitido este lunes da cuenta del verdadero alcance del percance

lunes 02 de septiembre de 2019, 18:41h

Joaquín Galdós ha pasado la noche con dolores y sin fiebre tras la intervención quirúrgica a la que fue sometido este domingo a raíz de la muy grave cornada sufrida en Bayona. Según ha podido conocerse a última hora de este lunes, el parte facultativo oficial dice, textualmente, lo siguiente:

El matador de toros Joaquín Galdós es intervenido durante dos horas con anestesia general de una cornada con orificio de entrada de 8 cm con tres trayectorias. Una de 20 cm ascendente, otra horizontal de 30 cm pasando por el fémur, rompiendo cuádriceps, tendones y desgarro del músculo vasto interno y otra trayectoria de 10 cm hacia abajo. No hay daño en la arteria femoral. Tras tres trayectorias visibles e individualizadas al nivel del cuádriceps donde se produjo el punto de entrada de la rotura del vasto interno para posteriormente pasar entre el vasto mediano y el derecho anterior. El punto de salida de la trayectoria transversal a nivel del vasto externo rompe en 15 cm el músculo tensor de la fascia lata. Se procede a la reparación del cuádriceps y tendones así como el músculo tensor de la fascia lata. Limpieza de tejidos y la colocación de tres drenajes. Pronóstico muy grave.

Galdós resultó herido cuando entraba a matar al sexto toro de La Quinta, sufriendo una herida con tres trayectorias de 30, 20 y 10 cm en el muslo derecho. En la operación, que se prolongó hasta las 23:00 horas en el Hospital de Belharra, se apreció que la cornada, aunque extensa, no ha afectado a ningún vaso importante pero sí ha causado grandes destrozos musculares, tal y como se ha confirmado a través del citado parte.

Tras una primera evaluación en la enfermería de la plaza de toros, Galdós fue trasladado al citado centro hospitalario, donde fue intervenido por el equipo del doctor Jean François Richard.