www.aplausos.es

SORPRENDE EN VILLASECA

Foto: R. Iglesias
Ampliar
Foto: R. Iglesias

Francisco Montero, de las capeas a las ferias

El de Chiclana, triunfador de Peralta y nombre propio en Villaseca, se abrió paso a través de las capeas de los pueblos

miércoles 11 de septiembre de 2019, 12:31h

Ha sido una de las sensaciones de la recién finalizada feria de novilladas de Villaseca de la Sagra. Este martes abrió la puerta grande tras cortar dos orejas en la complicada novillada de Monteviejo, aprovechando así la oportunidad que se le había brindado de sustituir a Maxime Solera. Un día antes, en Miranda del Castañar, había cortado seis orejas y rabo a tres novillos de Barcial. Y llegaba de ser triunfador de la Feria de Novilladas de Peralta, donde se ganó una doble inclusión.

Se llama Francisco Montero y se ha forjado en las duras capeas de los pueblos. Sus primeros pasos fueron en Chiclana de la Frontera, de donde es natural, al lado de Emilio Oliva. Su debut con caballos fue en 2017 en Sepúlveda, pero ante la falta de oportunidades, se tuvo que abrir paso jugándose la vida en las talanqueras de pueblos de Salamanca, Madrid, Valencia, Toledo… durmiendo en su propio coche y con muy pocos recursos, pero rico de ilusión y optimismo por vestir el traje de luces en una plaza de toros. Uno de sus vídeos toreando un serio y ofensivo toro de Victoriano del Río en una capea de Madrid se convirtió en viral, y este invierno volvió a mostrar su valor y ganas de ser torero en los Carnavales de Ciudad Rodrigo.

Confiaron en él José Germán y un aficionado francés, Geoffrey, sus apoderados, los que le ayudaron a abrirle las puertas de las ferias. Francia le dio una oportunidad, en Boujan-Sur-Libron, y después llegó Las Ventas, donde dejó buenas sensaciones ante la novillada de Saltillo. Sorprendió al irse a portagayola con un capote de paseo, algo que repitió en Villaseca de la Sagra.

Le ha llegado su momento y no lo está desaprovechando. Por fin, después de tanta lucha en las calles, tiene la oportunidad de vestir su blanco y plata, el único vestido de luces que tiene, y demostrar que quiere ser torero.